Miércoles, 29 de Junio de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Las 16 instalaciones militares que tiene Gibraltar y que la ONU deplora

  • Base naval, aeródromo y sistemas de inteligencia son las principales

    El submarino HMS Artful entrando en el puerto de Gibraltar. Foto Sergio Rodríguez
    El submarino HMS Artful entrando en el puerto de Gibraltar. Foto Sergio Rodríguez
    Noticias

    Gibraltar acoge, en su territorio y en el istmo, al menos 16 instalaciones militares que sean conocidas y que la ONU “deplora”, de acuerdo con numerosas resoluciones de su Asamblea General que vienen repitiéndose, sin efecto, desde finales del siglo pasado. El Reino Unido, en paralelo con las negociaciones con la UE para el futuro de Gibraltar, desarrolla un ambicioso programa de mejora y ampliación de muchas de estas instalaciones, mientras que la ONU, al menos desde 1986, viene pidiendo que se retiren las instalaciones militares en todas las colonias.

    Las instalaciones militares en Gibraltar son numerosas y las actividades que las Fuerzas británicas desarrollan allí, habituales. Algunas instalaciones y actividades son de dominio público y, otras, menos conocidas o, al menos, con actividades de las que se procura una mayor confidencialidad.

    En el istmo, territorio ocupado ilegalmente, como denunció recientemente el embajador español ante la ONU, Santos Maraver, se encuentran tres instalaciones militares: el Aeródromo de la RAF, con su correspondiente depósito de combustible, almacén de materiales peligrosos, torre de control y hangares; el Cuartel del Regimiento de Gibraltar, con su correspondiente armería; y la Clínica Militar.

    En la zona portuaria de Gibraltar es donde se ubica el mayor número de instalaciones militares británicas, hasta un total de siete. Estas son: los muelles de utilización exclusivamente militar, incluyendo los dos dedicados a submarinos nucleares; el control de la seguridad y el acceso por mar al puerto; el cuartel de buceadores; la dársena de embarcaciones menores de la Royal Navy; los talleres industriales y almacenes militares; los diques secos de doble uso civil y militar; y el Cuartel General de las Fuerzas Británicas en Gibraltar.

    En la zona sur de Gibraltar hay cuatro instalaciones militares de gran importancia: los anclajes de los cables del sistema de detección acústica submarina, con la correspondiente estación de procesado de datos; la torre de control (Windy), que incluye sistemas de inteligencia visual, electrónica y de comunicaciones; el campo de antenas para interceptación de comunicaciones de larga distancia; y el centro de adiestramiento militar de Buffadero, que incluye un poblado de adiestramiento antiterrorista y un polígono de tiro de armas portátiles.

    En el interior del Peñón se encuentra un entramado de túneles de uso militar que incluye aljibes, depósitos de combustible y depósitos de munición de artillería, misiles, torpedos, bombas y minas. Es, en realidad, un complejo de instalaciones militares.





    En el monte también hay otro complejo de instalaciones militares pero, en este caso, de radar de control del tráfico aéreo, antenas de comunicaciones aeronáuticas, marítimas y de satélite.

    Hasta dieciséis instalaciones militares, que se sepa, muchas de ellas de grandes dimensiones, complejidad y no exentas de riesgos para la población civil, además de ser un centro de inteligencia múltiple, de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas británicas y norteamericanas ya que no están integradas en la estructura OTAN.

    LA ONU INSTA A RETIRAR LAS INSTALACIONES MILITARES EN LAS COLONIAS

    Como el propio embajador español en la ONU, Santos Maraver, se encargó de llamar la atención en su última intervención ante el Comité Descolonizador, Gibraltar y Chagos  (Isla de Diego García) comparten una misma situación colonial para el uso militar de su Potencia Administradora, junto con la EE.UU., cuestión repetidamente deplorada por la Asamblea General de Naciones Unidas.

    Por ejemplo, una de las Decisiones de la Asamblea General de la ONU, ya en el año 1993 (48/421), refiriéndose a los territorios pendientes de descolonización --y a cuya lista pertenece desde hace 60 años Gibraltar—afirma que “reitera su firme convicción de que las bases e instalaciones militares en dichos territorios podrían constituir un obstáculo para el ejercicio del derecho a la libre determinación por el pueblo de esos territorios y su firme opinión de que deben retirarse las bases e instalaciones existentes”.

    La Decisión de Naciones Unidas insta a las Potencias administradoras (en este caso Reino Unido) a que “pongan fin a tales actividades y eliminen esas bases militares”.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas