Lunes, 6 de Julio de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

31 de diciembre de 2020, fecha tope para un acuerdo comercial con la UE

  • Johnson descarta por ley una prórroga al período de transición del Brexit

    Boris Johnson, ante el 10 de Downing Street
    Boris Johnson, ante el 10 de Downing Street
    Noticias

    Boris Johnson no quiere que pase con el acuerdo comercial futuro con la UE lo mismo que con el acuerdo de salida de la UE, aplazado en varias ocasiones, y quiere evitar por ley toda posibilidad de prórroga después del 31 de diciembre de 2020.

    Esto significará, en caso de aprobarse en el Parlamento, que solo hay un año para negociar la relación futura del Reino Unido con la Unión Europea, a pesar de que muchos dirigentes británicos y comunitarios consideran que se trata de un plazo demasiado restringido para una negociación tan compleja.

    "No vamos a extender el periodo de implementación (transición) y el WAB (siglas en inglés para el Proyecto de Ley de Retirada) prohibirá por ley que el Gobierno acepte cualquier extensión", ha declarado un portavoz del gobierno británico.





    Cabe recordar que el propio acuerdo de retirada contemplaba ya la posibilidad de una prórroga de dos años para la negociación de los acuerdos comerciales futuros, algo que Johnson quiere evitar a toda costa, incluso con una ley que lo sancione, de manera que, dentro de un año, haya o no acuerdos comerciales, habrá concluido el período de transición.

    Esto podría significar que, si bien ahora el Reino Unido puede salir de la Unión Europea mediante un acuerdo de última instancia y con un período de transitoriedad de un año, en el que apenas cambiarán las cosas para los ciudadanos o la economía, el 31 de diciembre de 2020 puede concluir sin acuerdo y con una ruptura abrupta de relaciones entre Londres y Bruselas.

    De hecho, la oposición ya se ha manifestado contraria a esta opción y Keir Starmer ha dicho que la medida es "imprudente e irresponsable" y ha argumentado que el primer ministro Boris Johnson está "dispuesto a poner el empleo de las personas en situación de riesgo".

    También el negociador jefe comunitario, Michel Barnier, se ha mostrado escéptico ante la posibilidad de que se consiga un acuerdo comercial en ese margen de tiempo.