Jueves, 21 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    Una encuesta sindical revela el bajo ánimo de la plantilla de la Policía de Gibraltar

  • Imagen de archivo de vehículos policiales en Gibraltar
    Noticias Gibraltar

    El sindicato policial de Gibraltar (Gibraltar Police Federation, GPF), ha dado a conocer el resultado de un sondeo entre los agentes de policía en el que se concluye que el 80% de los encuestados tienen la moral baja o muy baja en su trabajo diario.

    La falta de personal y los altos objetivos que se les marcan son algunas de las causas más significativas, aunque también se hace mención tanto a problemas de acoso como a asuntos de seguridad y salud, remarcando en un comunicado que estos problemas no se atribuyen solamente a la falta de agentes.

    La GPF dice en su nota que ha planteado “estas cuestiones como las condiciones de trabajo, la moral o la ausencia de más agentes con la dirección de la Policía. A pesar de que el Gobierno está a favor de mejorar la situación, lo cierto es que seguimos esperando a que se haga realidad”.

    La publicación de esta encuesta tuvo su respuesta por parte del Comisario de la RGP, Ian McGrail, quien ha expresado su decepción con la GPF por hacer pública de manera unilateral los resultados del sondeo, según informó en un comunicado. Añadió que “respetamos el derecho del sindicato a realizar tales encuestas, pero en la Policía estamos muy orgullosos de nuestro historial de transparencia. Se ofrece una imagen distorsionada, incompleta y totalmente desequilibrada de la realidad de la organización”.

    Críticas del GSD

    Hay que recordar que en el día de ayer, el diputado del GSD, Daniel Feetham, expresó su preocupación por el aumento del consumo de droga en el Peñón, que se confirma con el mayor número de detenciones por esta causa, y pidió que se dote con los recursos necesarios a la Policía gibraltareña. 

    Feetham ha planteado una reflexión pública que se basa en tres aspectos. El primero, que la policía cuente con los recursos adecuados. Según la última auditoría de recursos humanos, hace falta más presencia policial en las calles y un trabajo más intensivo de investigadores en la revisión de grabaciones. “En estos momentos, a la RGP le resulta difícil hacer frente a estas crecientes demandas… y asegurar que el RGP cuente con los recursos adecuados para hacer frente a estos y otros desafíos modernos debe ser una prioridad para todos nosotros”.

    En segundo lugar plantea que “es posible que tengamos que reevaluar cómo se puede mejorar la detección en la frontera” y cita unas declaraciones de hace unos meses del alcalde linense, Juan Franco, muy preocupado por la creciente presencia del crimen organizado relacionado con el narcotráfico. “Gibraltar no puede aislarse herméticamente de estos acontecimientos ni ignorar el aumento de la delincuencia organizada en la región vecina”.

    Por último, hace un llamamiento a “permanecer vigilantes y educarnos a nosotros mismos y a nuestros hijos” y que los propios ciudadanos adopten la iniciativa de trasmitir a la Policía cuanta información útil consideren conveniente para combatir el creciente consumo de drogas duras en Gibraltar.