Jueves, 25 de Abril de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

1.500 manifestantes, contra la gestión del Gobierno de Picardo con los trabajadores de agencias

  • Manifestación ayer de Unite en Casemates
    Manifestación ayer de Unite en Casemates
    Noticias
    Unas 1.500 personas se congregaron ayer en Casemates, convocados por Unite, para protestar por la gestión que el Gobierno de Picardo está llevando a cabo de los trabajadores de agencias de empleo en funciones del sector público.

     

    El sindicato Unite de Gibraltar logró ayer un importante éxito de movilización en la protesta y dejó en evidencia un problema que ya ha sido denunciado en ocasiones anteriores por diversos colectivos gibraltareños y por el principal partido de la oposición, el GSD.

     

    Según Unite la formación profesional siempre ha sido una gran preocupación para la organización laboral, por lo que la consideran “vital” en el sistema educativo de Gibraltar.

     



    En estos momentos “a nuestros jóvenes les faltan oportunidades que ofrezcan un empleo fructífero y valioso” es por ello, añade Unite, “que sólo les queda la opción de recurrir a patronos sin escrúpulos que proporcionan condiciones de trabajo que recuerdan a las prácticas de principios de siglo XX”.

     

    Baja remuneración, malas condiciones laborales y una economía cada vez más desigual es la estrategia, entiende el sindicato, que hoy ofrece el Peñón.

     

    Asimismo, resaltan que bajo el concepto 'Efficiency' lo que se está produciendo es “una reducción en la calidad de las condiciones de empleo, mientras que la calidad del servicio que se presta a los usuarios se deteriora día a día”.

     

    Esta protesta, multitudinaria para lo que suele ocurrir en Gibraltar, se suma a las que otros sectores de la administración pública, especialmente el sanitario, han venido realizando en los últimos tiempos y demuestran que hay muchos más problemas de lo que quiere hacer ver el Gobierno de Picardo.


  • Te puede interesar

  • Ayuntamiento de La Línea
    cruz roja
    unicef