Jueves, 25 de Abril de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

El convenio internacional contra la financiación del terrorismo no se ha hecho extensivo a Gibraltar

  • Cara norte del Peñón de Gibraltar
    Cara norte del Peñón de Gibraltar
    Noticias
    El Reino Unido no ha hecho extensivo a Gibraltar el convenio internacional contra la financiación del terrorismo que el Gobierno británico suscribió en el año 2000, ratificó en el 2001 y sí trasladó a las Islas de Man, Guernsey, Jersey, Islas Vírgenes Británicas, Bermuda y Anguilla. La excepción hecha con Gibraltar no ha sido nunca explicada desde Londres.

     

    La información procede de Naciones Unidas, actualizada al pasado día 27 de enero de este mismo año y la ha divulgado el exmilitar español Ángel Liberal Fernández, a través de un artículo titulado “Gibraltar y la financiación del terrorismo”.

     

    Explica que en diciembre de 1999 Naciones Unidas aprobó el Convenio Internacional para la Represión de la Financiación del Terrorismo que fue firmado por el Reino Unido en enero del año 2000 y ratificado en mayo de 2001. El Reino Unido, como responsable de las relaciones exteriores de diversos territorios, hizo extensiva la aplicación del convenio internacional a las islas de Man, Guernsey y Jersey en septiembre de 2008, a las Islas Vírgenes Británicas en junio de 2012, a Bermuda en octubre de 2014 y Anguilla en abril de 2015.

     

    “No se incluye a Gibraltar ni al resto de los Territorios Británicos de Ultramar”, dice el autor que cita el artículo 18.1.i) del convenio para recordar la obligación expresa que tendría el Reino Unido de “adoptar reglamentaciones que prohíban la apertura de cuentas cuyos titulares o beneficiarios no estén ni puedan ser identificados, así como medidas para velar por que esas instituciones verifiquen la identidad de los titulares reales de esas transacciones”.

     

    Afirma que, según la legislación británica, el Reino Unido hace extensivos los tratados internacionales “cuando el territorio en cuestión así lo pide y existen suficientes instrumentos legales en el territorio para poner en vigor y cumplir las obligaciones que entraña la firma del tratado”. De ello deduce que el convenio internacional contra la financiación del terrorismo o no es de interés para la colonia gibraltareña (pero sí para Gran Bretaña, sus islas próximas y las también próximas a Estados Unidos) o bien las autoridades de Gibraltar no tienen, dice, “la capacidad requerida para que este convenio se aplique en la colonia militar británica”.

     

    El autor ironiza con la celeridad del Reino Unido para hacer extensivo a Gibraltar el Acuerdo Internacional para la Protección de los Murciélagos en Europa (sólo algo más de dos años) frente al caso del convenio contra la financiación del terrorismo. A pesar, dice, de que “es una cuestión que les afecta de forma notable pues si hay un objetivo goloso en la bahía de Algeciras éste no es otro que la base naval”.

     


  • Te puede interesar

  • publicidadAyuntamiento de La Línea
    publicidadEl mesón de Lolo
    publicidadcruz roja