Jueves, 25 de Abril de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

Gibraltar quiere forzar a Londres para que declare las aguas como británicas hasta 12 millas

  • Patrullero español P44, a su paso por la cercanía de Gibraltar el domingo pasado
    Patrullero español P44, a su paso por la cercanía de Gibraltar el domingo pasado
    Noticias
    Aunque un portavoz del Gobierno británico afirmó, en primera instancia, que no hubo incursión de un buque de la Armada española, el Gobierno de Gibraltar ha mantenido viva la polémica con el objeto de conseguir la protesta formal del Reino Unido ante España y que Londres declare, como aguas británicas, hasta las 12 millas y no las 3 que reivindica actualmente.

     

    El paso del patrullero español P44 ‘Tornado’ cerca de la costa de Gibraltar, el domingo pasado, y su advertencia a los buques que allí estaban sobre la violación del “paso inocente”, se ha convertido en una polémica pública que alienta el Gobierno de Picardo desde Gibraltar y que, de hecho, no estuvo conforme con la primera valoración pública realizada desde el Gobierno del Reino Unido que aseguró que no había existido incursión.

     

    Como se conoce, el Reino Unido reivindica la soberanía de las aguas alrededor del Peñón y España no reconoce ninguna soberanía ya que el único documento acordado entre ambas partes que se refiere al asunto es el Tratado de Utrecht. A pesar de ello, el Reino Unido reivindica desde hace algunos años como aguas de soberanía británica hasta las 3 millas de la línea de costa del Peñón y, como aguas internacionales, desde esas 3 millas hacia mar dentro.



     

    La diferencia es importante y, aunque España no reconozca ni 3 ni 12 millas, sino que todas las aguas son españolas, el Reino Unido sólo considera incursión de su soberanía por dentro de las 3 millas, que es lo que afirmó en primera instancia el Gobierno de Londres para enfado del Gobierno de Gibraltar.

     

    Para el Gobierno de Gibraltar, trasladar la declaración de aguas británicas de 3 a 12 millas le afecta, sobre todo, a la actividad comercial relacionada con su puerto y, de hecho, la presencia de numerosos buques parados más allá de las 3 millas es habitual en el horizonte del Peñón, en aguas que Gibraltar quiere que sean británicas, que el Reino Unido considera internacionales y que para España son plenamente españolas.

     

    De ahí que, pasara o no pasara el patrullero español P44 por el interior de las 3 millas (cuestión en la que cada parte mantiene un criterio diferente), el Gobierno de Picardo ha mantenido la polémica pública y la presión sobre Londres y el embajador británico, que ha desembocado en la protesta habitual, porque, además de ser este un año de elecciones generales en el Peñón --con Picardo cada vez más cuestionado, tanto por razones domésticas como por su gestión del Brexit—que España expulse a los buques parados entre las 3 y las 12 millas afecta directamente a la economía del comercio portuario gibraltareño.


  • Te puede interesar

  • publicidadAyuntamiento de La Línea
    publicidadcruz roja
    publicidadunicef