Jueves, 25 de Abril de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

El Parlamento británico también rechaza un Brexit sin acuerdo

  • John Bercow, el speaker (presidente) del Parlamento británico
    John Bercow, el speaker (presidente) del Parlamento británico
    Noticias
    El Parlamento británico ha rechazado hoy una salida sin acuerdo de Europa, lo que obligará mañana a otra votación que decidirá si el Reino Unido solicita a la Unión Europea una ampliación del plazo, posibilidad que había sido previamente matizada desde Bruselas y sobre la que anoche mismo insistía May: "Vamos a intentar alcanzar una prórroga de la fecha de salida con la UE".

     

    Era previsible que el Parlamento rechazara la propuesta de una salida sin acuerdo de la Unión Europea, como ha quedado confirmado esta noche, lo que no es tan previsible es qué pasará en un futuro próximo porque el Parlamento ha rechazado ya el acuerdo pactado entre Bruselas y Londres y los portavoces comunitarios repiten una y otra vez que no hay posibilidades de otro acuerdo, como parecen pretender desde los Comunes.

     

    Sea como sea, la iniciativa del Brexit la ha perdido Downing Street en beneficio de Westminster y la imagen de una primera ministro agotada y sin voz (por un resfriado) es el retrato del estado actual del Gobierno británico en este asunto. "Puede que haya perdido mi voz, pero entiendo la voz del país", dijo May antes de la votación de hoy en la que dio libertad a los diputados conservadores.

     

    El debate repitió las posiciones ya conocidas de cada una de las formaciones políticas representadas en el Parlamento y, finalmente se admitió una enmienda de la diputada conservadora Spelman que expresaba con más claridad el rechazo a la opción de la salida de Europa sin acuerdo (“no deal”) que ganó por sólo 4 votos de diferencia.



     

    Posteriormente, en una nueva votación la Cámara aprobó también el texto presentado por el Gobierno británico, un texto en el que se rechaza un Brexit sin acuerdo. Esta vez los votos a favor aumentaron hasta 321 y los votos en contra disminuyeron a 278. A este texto se le había añadido la enmienda Spelman aprobada previamente, en la que se rechazaba la posibilidad de un Brexit duro "en ninguna circunstancia".

     

    Mientras el Parlamento británico no acaba de deshacer el nudo gordiano del Brexit, la Unión Europea ha dejado claro su desconcierto y preocupación con todos estos acontecimientos. Desde Bruselas han lamentado que ayer se rechazara por segunda vez el acuerdo de salida pactado entre Reino Unido y Unión Europea y han advertido que no habrá una tercera oportunidad.

     

    Los parlamentarios británicos, en cambio están convocados mañana a otra votación, esta vez para decidir si se pide una prórroga del plazo de salida de la UE que, seguramente saldrá apoyado mayoritariamente.

     

    El problema de esta ampliación del plazo es doble: por una parte, el hartazgo que los representantes comunitarios tienen ya con este asunto y, por otro, las fechas de las elecciones europeas que condicionan la salida definitiva del Reino Unido o su permanencia.


  • Te puede interesar

  • publicidadEl mesón de Lolo
    publicidadunicef
    publicidadcaritas