Jueves, 5 de Agosto de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Campaña contra los astilleros españoles en respuesta a las quejas de los submarinos en Gibraltar

  • El HMS Talent durante sus últimas reparaciones de septiembre pasado en Gibraltar
    El HMS Talent durante sus últimas reparaciones de septiembre pasado en Gibraltar
    Noticias

    Portavoces sindicales, prensa británica y algún medio gibraltareño están haciendo campaña contra la posibilidad de que España se haga con un contrato de 1.000 millones de libras para la construcción de buques de guerra para la Royal Navy.

    Para argumentar la campaña utilizan las quejas de los ecologistas españoles por la reparación de submarinos nucleares en Gibraltar o lo que califican de “incursiones en aguas territoriales británicas de Gibraltar”.

    La campaña se inició hace aproximadamente un mes, cuando portavoces sindicales y medios de comunicación denunciaron la posible adjudicación a unos astilleros españoles de un contrato para la construcción de tres buques de apoyo a los nuevos portaaviones de la Royal Navy, el HMS Queen Elizabeth y el HMS Prince of Wales. Este contrato, para el que España es de momento favorita, supone un montante de 1.000 millones de libras esterlinas.

    Comenzó con unas declaraciones de Russ Murdoch, representante sindical de la Confederación de Sindicatos de Constructores e Ingenieros Navales, quien alegaba las “repetidas incursiones españolas en aguas territoriales británicas de Gibraltar”, que fueron difundidas por medios gibraltareños el 24 de abril pasado.



    Verano Activo La Línea
    Verano Activo La Línea


    El último, de momento, ha sido el Daily Express que en su edición del viernes pasado publicaba un sensacionalista artículo bajo el título de “Gibraltar en riesgo: España entorpece reparaciones cruciales en buques de la Royal Navy”. En el texto del artículo argumenta que los ecologistas españoles intentan “frustrar los trabajos cruciales que deben llevar a cabo los expertos en el submarino nuclear HMS Talent en Gibraltar”.

    El periódico británico también hace referencia a las quejas ecologistas sobre que “la Royal Navy está obligando a Gibraltar a convertirse en un puerto X, donde el Reino Unido lleva sus submarinos para su reparación” y que “el trabajo que realizan los submarinos nucleares en Gibraltar pone en peligro a la población del Campo de Gibraltar”.

    El periódico británico contrasta estas denuncias ecologistas, por el riesgo de los submarinos nucleares, con la posibilidad de que la Royal Navy contrate la construcción de buques con astilleros españoles, cuestión a la que en realidad dedica casi la totalidad del artículo. 

    De nuevo un líder sindical, en esta ocasión el secretario general de la GMB, Tim Roache, es el encargado de criticar la posibilidad de contratar con los astilleros españoles. "Ningún otro gobierno subcontrataría la seguridad nacional”, dice.

    Un portavoz del Ministerio de Defensa británico ha contestado que “estamos obligados por ley a adquirir los buques de apoyo de la Flota a través de un concurso internacional abierto”. Este portavoz ha explicado que se inició el proceso a finales de 2018 y que también participaba entre los licitadores un consorcio del Reino Unido. La decisión final sobre la adjudicación del contrato se tomará en 2020.




  • Magazine empresarial
    Magazine empresarial