Lunes, 19 de Abril de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Azopardi (GSD), preocupado por la alta deuda pública de Gibraltar

  • El líder de la Oposición denuncia que el Gobierno de Picardo planifica ‘al azar’

    Keith Azopardi, GSD, líder de la Oposición de Gibraltar
    Keith Azopardi, GSD, líder de la Oposición de Gibraltar
    Noticias

    En su mensaje de Navidad, el líder de la Oposición de Gibraltar, Keith Azopardi, del GSD, ha enumerado sus preocupaciones de cara al futuro inmediato del Peñón, entre las que destaca la alta deuda pública, que se acercará a los 2.000 millones de libras, las consecuencias de la pandemia, la incertidumbre sobre la futura relación con la UE y una gestión del Gobierno de Picardo que parece ‘al azar’.

    Azopardi, en un artículo que Noticias Gibraltar publica completo y que puede leerse aquí, explica que el GSD ha trabajado “en estrecha colaboración con el Gobierno para asegurarnos de que se adoptaran medidas económicas y relativas a la salud pública y que permitiesen ganar tiempo a nuestro servicio de salud, mantuviesen el virus a raya y estabilizasen la economía”.

    Preocupado por las consecuencias de la pandemia, admite que todas las economías mundiales se han visto afectadas pero que, en el caso de Gibraltar, ya había una situación financiera de deuda pública muy alta, que alcanzaba los 1.300 millones de libras y que ahora, con el nuevo préstamo de 500 millones, “se acercará a los 2.000 millones”.

    Y denuncia que la responsabilidad directa de esta situación es “la forma en que el gobierno del GSLP ha estado pidiendo prestado en los últimos 9 años”, que incluso triplicó la deuda antes de la pandemia.





    El líder de la Oposición también señala la incertidumbre de la futura relación con la Unión Europea y que “seguimos esperando un acuerdo que sea seguro y beneficioso para Gibraltar”. En este sentido, recuerda que “no formamos parte de las negociaciones y, si surge un acuerdo, lo evaluaremos y les diremos si creemos que es un buen o mal acuerdo para Gibraltar”.

    Plantea la necesidad de “una nueva cultura de responsabilidad financiera por parte del Gobierno”, que gaste mejor, evite el despilfarro, erradique el abuso y la corrupción, ofrezca mejores servicios y adopte nuevas tecnologías. Recuerda también que el propio Sir Joe Bossano describe como “insostenible” un sector público que cuesta 56 millones de libras al mes.

    Pero duda de la verdadera capacidad de un Gobierno que planifica “al azar” y que se comporta “cada vez más como si hubiera perdido el rumbo”. Enumera las ultimas medidas incoherentes del Gobierno Picardo, entre ellas el caso de lo que denomina “impuesto sobre los regalos de Navidad”, por las tasas sobre envíos por Correos, primero de 8 libras y después de 4; el cierre, apertura, nuevo cierre en días alternos o en solo un sentido de Line Wall Road; los llamamientos para evitar el transporte público por distanciamiento social, pero después elimina zonas de estacionamiento de vehículos privados o aumenta las tarifas de aparcamiento; etc.

    Por todo ello concluye que se trata de una administración que se caracteriza por la bravuconería, el ruido y las promesas, pero de baja sustancia política y en la prestación de mejoras para los ciudadanos mientras que “hay serios desafíos por delante que requieren un pensamiento claro, cabeza fría y seria competencia”.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas