Martes, 29 de Septiembre de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

Azopardi reivindica el carácter europeo de Gibraltar e insta a negociar con ese objetivo

  • Keith Azopardi (GSD)
    Keith Azopardi (GSD)
    Noticias

    Azopardi, líder del GSD, reivindica en un artículo que Gibraltar es parte de Europa y que "estamos aquí para quedarnos emocional y físicamente" e insta a que se negocien los acuerdos futuros pronto y con ese objetivo.

    El líder del GSD, Keith Azopardi, ha reflexionado en un artículo de opinión publicado originalmente en Gibraltar Cronichle, y del que ha autorizado su reproducción, en torno al escenario que se abre para el Peñón durante el periodo de transición actual del Brexit.

    Ya hemos abandonado la Unión Europea, aunque hasta final de año es como si no lo hubiésemos hecho. Ante nosotros tenemos la incertidumbre de las negociaciones sobre una relación futura con la UE y las preocupaciones sobre dónde podría terminar todo cuando lleguemos a saludar a 2021. Pero más allá de la ironía de que la mayoría de los británicos votaron por irse y del primer acto británico, será necesario comenzar inmediatamente las negociaciones para asegurar futuros vínculos con la UE. Hay al menos una realidad básica para nosotros en Gibraltar”, señala el político

    Deja claro Azopardi que “por mucho que se vaya Gran Bretaña, estamos en Europa y seguiremos físicamente”, si bien admite que “ la UE y Europa no son lo mismo, a pesar de que el lenguaje intercambiable suelto es tentador. No somos una isla, aunque fuimos criados para comportarnos como una en muchas áreas. Y nos guste o no, siempre seremos parte de este espacio europeo”.



    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas


    En este momento se afrontan circunstancias sin precedentes en el que las cosas cambian. “Ahora seremos el tercer país y probablemente se nos hará sentir de esa manera. Para aquellos de nosotros que sentimos que la UE podría, en un mundo postnacional, proporcionar un escenario que podría haber permitido el desvanecimiento de problemas históricos y faciitar soluciones duraderas, el referéndum y sus consecuencias han sido una fuente de consternación. A pesar de todos sus defectos, la UE entregó paz, estabilidad, mayor convivencia y prosperidad en Europa”.

    Asimismo, señala el líder del GSD “durante 12 meses aún podemos disfrutar de la piscina y la casa club, en una metáfora de club, mientras negociamos un acuerdo para continuar usándola al año siguiente. Eso no va a cambiar. Intentaremos alentar la inversión de los miembros de la Commonwealth con quienes compartimos similitudes históricas, lingüísticas y constitucionales”.

    Salvo Chipre, Malta y las Islas Británicas, apunta Azopardi, “no compartimos similitudes geográficas con ningún hermano de la comunidad. Del mismo modo, en el crisol que es Europa compartimos similitudes con otros europeos. El conflicto humano se deleita con el énfasis de las diferencias. La paz y la armonía prosperan en la mayor comprensión de que los diferentes ingredientes son una buena sopa. Esperamos que las negociaciones se centre en esto último”.

    “Nuestro enfoque debe ser audaz e imaginativo, pero también lleno de conocimiento histórico y esperanza. Seguiremos siendo un pueblo latinoamericano, mediterráneo y de la Commonwealth británica en Europa continental. Habremos bajado la bandera de la UE en un acto simbólico y sombrío e izado la de la Commonwealth. La Europa que nos rodea puede cambiar, pero estamos aquí para quedarnos emocional y físicamente. Y en ese sentido pleno, debemos continuar desempeñando nuestro papel en la Europa en desarrollo a la que pertenecemos. Si pensamos en grande entenderemos lo pequeño”.