Viernes, 14 de Mayo de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Bossano, el único ministro del Gobierno que advierte de la situación económica en Gibraltar

  • García dice que supervisan las políticas de España y Reino Unido

    Joe Bossano en el Parlamento de Gibraltar
    Joe Bossano en el Parlamento de Gibraltar
    Noticias

    Dentro de la serie de discursos sobre el año económico y los presupuestos de Gibraltar destacan los de Joe Bossano y Joseph García, el primero por tratarse del único miembro del Gobierno que advierte sobre la situación económica y la necesidad de mejorar la seguridad de sus ingresos y, el segundo, por realizar una intervención en clave política en la que explica que la Casa de Gibraltar en Londres “supervisa las políticas exteriores y de seguridad nacional de España y el Reino Unido, incluyendo su relación bilateral”.

    Para el antiguo ministro principal socialista del Peñón y hoy nombrado sir, a sus 80 años de edad recién cumplidos, Bossano se permite mantener un discurso propio, distinto al del resto del equipo de gobierno que lidera Picardo. De esta forma, mientras que los demás ven excelencias y crecimiento, Joe Bossano advierte de la necesidad de generar otro perfil económico para Gibraltar, que proporcione más seguridad en los ingresos y que resulte más eficiente.

    Señaló que el elevado número de trabadores transfronterizos distorsiona la renta per cápita de los gibraltareños y advirtió que el PIB es una medida de la producción de la economía, pero no una medida de los ingresos recurrentes del Gobierno y, por tanto, un aumento del PIB no significa que aumenten los ingresos públicos. “Así que las afirmaciones de que podemos permitirnos gastar más dinero en un año dado porque el PIB ha crecido no son correctas”, dijo.

    “El hecho de que seamos capaces de hacer frente a un aumento de los gastos en un año determinado, no significa que podamos seguir aumentando los gastos recurrentes al mismo ritmo en el futuro, ya que no podemos proyectar las cifras de ingresos en el futuro. Esto habría sido especialmente cierto este año si hubiéramos abandonado la UE en marzo y lo será después de octubre si nos vamos entonces”.

    Destacó que la naturaleza de la economía gibraltareña “no es capaz de producir incrementos de ingresos indefinidamente”. Detalló algunos ejemplos, entre ellos la aportación del sector privado de los juegos de azar, y concluyó que “siento preocupación y la necesidad de expresarlo”.





    García y la Casa de Gibraltar

    El largo discurso de 28 folios de Joseph García, ministro principal adjunto del Gobierno, resultó más una explicación de la política y acciones gubernamentales en defensa, según sus propias palabras, de “nuestra soberanía e intereses”, que una intervención económica y presupuestaria.

    Desveló que la Casa de Gibraltar en Londres “supervisa las políticas exteriores y de seguridad nacional de España y el Reino Unido, incluyendo su relación bilateral”, para asegurarse de que “nunca nos convirtamos en un producto comercializable de un juego más amplio”.

    Reivindicó que “Gibraltar ha sido una base militar durante más de trescientos años”, por lo que demandó que la Royal Navy actúe con “resolución y determinación en las aguas territoriales de Gibraltar” y alertó de que España “está deseosa” de llenar el vacío del Reino Unido en la UE y en los nuevos equilibrios internos de la OTAN. “Sabemos quienes son nuestros amigos”, dijo y valoró como una “señal visible” del papel de Gibraltar en las funciones OTAN “los visitantes regulares a nuestro puerto”, en clara referencia a los submarinos nucleares.

     




  • Cáritas diocesana Cádiz
    Cáritas diocesana Cádiz