Martes, 11 de Mayo de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

El Brexit obliga a rehabilitar los depósitos de combustible de la Armada en Gibraltar

  • El suministro principal de la Royal Navy hasta ahora procede de España

    El vicealmirante Kyd saluda en el momento de embarcar en el HMS Enterprise. Foto InfoGibraltar
    El vicealmirante Kyd saluda en el momento de embarcar en el HMS Enterprise. Foto InfoGibraltar
    Noticias

    La visita del vicealmirante Kyd a Gibraltar, silenciada durante casi un mes, desvela la necesidad de rehabilitar los depósitos de combustible que la Royal Navy tiene en Gibraltar y que están en desuso desde hace años por su mal estado, ahora que el Brexit amenaza el suministro de los proveedores españoles habituales.

    Ayer informó el Ministerio de Defensa británico, a través de la oficina de información del Gobierno de Gibraltar, de la visita del vicealmirante Jerry Kyd, comandante en jefe de la Flota, casi un mes después de que se produjera su llegada, el pasado 19 de agosto. El comunicado informaba que el almirante realizó una visita al “depósito de fueloil de King’s Line y, después, al depósito de armamento”.

    El depósito de combustible está en desuso desde hace años ya que su conservación, en los túneles del interior del peñón, se abandonó ante el deterioro que presentaba y las dificultades y costes de su mantenimiento. Desprendimientos, corrosión, fugas en las tuberías y malos olores en la zona aledaña, cerca de Casemates, hacían inviable mantenerlos si no se acometía una importante inversión económica. La Royal Navy consideró, entonces, que era mejor para sus intereses suministrarse mediante gabarras que trasladaban el combustible desde Cepsa en San Roque, Vopak en Algeciras o Tánger Med.

    Ahora, ante la proximidad del Brexit y la alta posibilidad de que se dé una salida sin acuerdo de la Unión Europea, la Royal Navy se ve obligada a mantener un suministro propio en su base naval que no dependa de España, por lo que necesariamente tendrá que rehabilitar sus depósitos gibraltareños y no se podrá beneficiar en el futuro de las ventajas que, para su base naval, ha venido siendo la existencia de proveedores españoles.

    El hecho de que la información de la visita del almirante y su inspección a los depósitos haya estado silenciada durante casi un mes, podría estar relacionado con que, hasta el miércoles pasado, no se hizo oficial por el Gobierno del Reino Unido las difíciles consecuencias que, para británicos y gibraltareños, tendrá la salida de la Unión Europea, porque justo al día siguiente (12 de septiembre) se informó de lo que había ocurrido entre el 19 y el 20 de agosto pasado.

    Las autoridades gibraltareñas han intentado minimizar las consecuencias del Brexit y el propio ministro principal, Fabian Picardo, ha afirmado que no puede ser peor que el cierre de la verja en los sesenta pero, a pesar de estas declaraciones públicas, es evidente que la Royal Navy considera la conveniencia de rehabilitar sus depósitos de combustible en Gibraltar para no depender del suministro español.





    El comunicado oficial

    El comunicado oficial del Ministerio de Defensa británico, difundido ayer en español por la oficina de prensa del Gobierno de Gibraltar, dice textualmente lo siguiente:

    “El vicealmirante Jerry Kyd, Comandante en Jefe de la Flota, realizó recientemente su primera visita a Gibraltar desde que asumió el cargo de Comandante en Jefe de la Flota con anterioridad este año. El almirante Kyd estuvo en el Peñón por última vez en febrero de 2018 en calidad de oficial al mando del HMS Queen Elizabeth.

    El programa del almirante para su primer día en el Peñón incluyó embarcar en el HMS Defender cuando partió de la Base Naval de Gibraltar durante la tarde del 19 de agosto de 2019. Posteriormente, el almirante fue transportado de vuelta a la base de la Real Fuerza Aérea británica en Gibraltar en el helicóptero Wildcat del navío, antes de visitar el depósito de fueloil de King’s Line y, después, el depósito de armamento.

    Durante su segundo día, el comandante en jefe de la Flota pasó tiempo con el Escuadrón de Gibraltar de la Royal Navy y también subió a bordo del HMS Enterprise, que había llegado recientemente a la Base Naval de Gibraltar.

    En calidad de comandante en jefe de la Flota, tiene el mando de todos los elementos operativos del Servicio Naval (buques, submarinos, flota aérea, Infantes Reales de Marina y Real Flota Auxiliar), y ejerce como comandante conjunto para las áreas operativas del Atlántico Norte. El Almirante Kyd, miembro del Consejo de Trinity House y miembro del Real Escuadrón de Yates, vive a orillas del río Hamble en la costa sur de Inglaterra con su mujer y sus cuatro hijos. Es aficionado a la práctica del tiro, a todo tipo de deportes de invierno, incluido el esquí alpino, y es vicepresidente de Deportes sobre Hielo para el Servicio Naval”.




    Noticias relacionadas con: Royal Navy y Brexit

  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas