Sábado, 19 de Septiembre de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

Dos directivos de una constructora de Gibraltar, detenidos por soborno

  • Un reciente informe de la Inspección de Policía británica señalaba riesgos de corrupción a la RGP

    Central de Policía de Gibraltar. Foto NG
    Central de Policía de Gibraltar. Foto NG
    Noticias

    La Policía Real de Gibraltar (RGP) detiene a dos directivos de una constructora local por presuntos delitos de soborno y obstrucción a la Justicia y lo hace público hoy, pocos días después del duro informe de la Inspección de la Policía de Su Majestad (HM Inspectorate of Constabulary), del Reino Unido, que advertía que no estaba haciendo lo suficiente contra la corrupción.

    La oficina de prensa del Gobierno de Gibraltar ha emitido hoy el siguiente comunicado:

    “El lunes 4 de mayo de 2020, agentes de la Unidad de Delitos Económicos de la Policía Real de Gibraltar (Royal Gibraltar Police Economic Crime Unit) detuvieron a dos directivos de una compañía de construcción con sede en Gibraltar por un presunto delito de soborno a un tercero y de obstrucción a la Justicia, respectivamente.

    Esta acción se deriva de una denuncia penal relacionada con un proyecto para el que se había contratado a la compañía de construcción. Se ha alegado que, en abril de este año, durante el curso de las negociaciones comerciales relativas a los pagos de las obras, un directivo de la constructora ofreció un soborno de 20.000 euros en efectivo para alentar a un tercero a aprobar las obras del proyecto, con un valor aproximado de 2 millones de euros. Ambos directivos fueron interrogados y se encuentran ahora en libertad bajo fianza hasta el 25 de agosto de 2020, mientras la investigación prosigue”.

    Esta información se produce apenas cuatro días después de que se conociera un duro informe de 40 páginas de la Inspección de la Policía de Su Majestad británica, titulado ‘Lucha contra las malas conductas y la corrupción’ (Tackling Misconduct and Corruption) en el que se realizan una serie de recomendaciones a la Policía de Gibraltar y afirma que no está haciendo lo suficiente para contrarrestar el riesgo de corrupción.

    "Este es un área que debe mejorar –dice el informe--. La fuerza (policial) no entiende completamente su exposición al riesgo de corrupción. Su conjunto de normas profesionales carece de los recursos y la experiencia para desarrollar una plena comprensión del riesgo, o para vigilar y mitigar la amenaza. Nuestra recomendación es que el equipo directivo superior determine el mejor modelo para proporcionar capacidad de lucha contra la corrupción, para identificar y perseguir a los empleados corruptos, o empleados que son susceptibles de corrupción".



    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas


    “Nos preocupa –continúa-- que la Real Policía de Gibraltar no esté haciendo lo suficiente para contrarrestar el riesgo de corrupción… Debería hacer más para proteger al público, a su organización y a su personal de la corrupción y de las acusaciones de corrupción”.

    El informe señala en varios momentos el riesgo de exposición a la corrupción de los agentes y de la propia RGP y llega incluso a apuntar el caso del abuso de posición con propósitos sexuales

    Los Servicios Financieros

    Estos riesgos también ponen en peligro los Servicios Financieros del Peñón, según detalla el informe: "Gibraltar se enfrenta a dificultades para mantener el cumplimiento de MONEYVAL y FATF. MONEYVAL es un organismo de control del Consejo de Europa. Evalúa el cumplimiento de las principales normas internacionales para contrarrestar el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo. El FATF (Financial Action Task Force) es el Grupo de Acción Financiera Internacional, una iniciativa del G7, con objetivos similares a los de MONEYVAL".

    Y concluye: “Las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley y las autoridades fiscales responsables de la detección, las investigaciones y el enjuiciamiento del blanqueo de dinero están muy motivadas para investigar y enjuiciar los delitos que generan ingresos nacionales, pero no tienen recursos suficientes para llevar a cabo investigaciones importantes sobre el blanqueo de dinero... Si esta situación continúa, podría perjudicar la reputación del sector financiero de Gibraltar".

    El comisionado de la Policía de Gibraltar, Ian McGrail, ha afirmado en la GBC que la RGP solicitó una auditoría para mejorar su servicio y que las cifras anuales demuestran que es bueno, aunque hay margen de mejora en la lucha contra la corrupción.