Lunes, 10 de Mayo de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Downing Street insiste que habrá Brexit el 31 de octubre

  • El Gobierno no quiere más 'retrasos inútiles' a pesar de la ley de prórroga

    Boris Johnson
    Boris Johnson
    Noticias

    La petición de una prórroga de tres meses a la Unión Europea ha sido sancionada por la reina, el Gobierno británico confirma que habrá suspensión parlamentaria hasta el 14 de octubre e intentará aprobar hoy un adelanto electoral, mientras Downing Street asegura otra vez que habrá Brexit el 31 de octubre “sin condiciones”.

    Las posturas enfrentadas Gobierno-Parlamento siguen firmes y ya cuentan con otra víctima más en la figura del speaker de los Comunes, John Bercow, quien ha adquirido un inesperado protagonismo en este proceso al admitir mociones contra el criterio de su propio partido y que ha anunciado su dimisión para el 31 de octubre o, incluso, para hoy mismo si, al final, se aprueba la convocatoria de elecciones anticipadas.

    "El primer ministro tiene muy claro que sacará a este país de la UE el 31 de octubre sin condiciones y que no sancionará más retrasos inútiles", han manifestado hoy portavoces gubernamentales de Downing Street, después de que fuera sancionada la ley que exige la prórroga del Brexit. Para ello, una de las primeras medidas que tiene prevista Boris Johnson --y que ya anunció-- es la suspensión de la actividad parlamentaria hasta el 14 de octubre, otra es adelantar las elecciones al 15 de octubre –cuestión que se votará al término de la sesión de hoy—y otras son distintas maniobras que, según algunos juristas, pueden resultar hasta ilegales.





    Según ha trascendido, una de las maniobras sería pedir a un miembro simpatizante de la UE que vete la prórroga. Otra, enviar formalmente la solicitud de prórroga que exige el Parlamento y también una segunda carta del Gobierno a la UE que le informe que no desea esa prórroga. Actuación que ya ha sido considerada no legal por un exjuez del Tribunal Supremo británico.

    Lo que sí está claro es que Johnson tiene sus propios planes. "Me siento absolutamente indiferente ante lo que pueda ocurrir en el Parlamento", dijo el primer ministro en su visita de hoy a Dublín. "Debemos hacer el Brexit porque el Reino Unido debe salir el 31 de octubre, o de lo contrario me temo que se hará un daño permanente a la confianza en nuestra democracia en el Reino Unido".

    Sea como sea, y en medio de la cadena de dimisiones, dos ministros de Johnson coincidieron en afirmar este fin de semana que el primer ministro no pedirá un retraso del Brexit en la próxima cumbre de la Unión Europea, pero nadie explica cómo lo hará para no incumplir con la ley de prórroga aprobada por el Parlamento.




  • Cáritas diocesana Cádiz
    Cáritas diocesana Cádiz