Jueves, 24 de Septiembre de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

El Gibraltar Music Festival completa un verano caótico en el Peñón

  • Grace 1, escuelas, Queens, Juegos de las Islas y bunkering sin licencia

    Una cámara ante el escenario del festival de música
    Una cámara ante el escenario del festival de música
    Noticias

    El Gibraltar Music Festival (GMF), que pone el cierre al verano en el Peñón, ha generado numerosas críticas tanto por parte de los ciudadanos como de la oposición política. El GSD, principal partido de la oposición, se ha hecho eco de estas críticas, que no han quedado solo en el festival de música, sino que han alcanzado el caso del 'Grace 1', el cine Queens, el retraso en las escuelas, los Juegos de las Islas y hasta el bunkering reciente de gas natural licuado sin licencia.

    En redes sociales el descontento es generalizado, con algunas excepciones, y para el GSD resulta “decepcionante” leer tantos comentarios negativos sobre el festival de música de Gibraltar. Uno de los argumentos utilizados en el pasado para justificar los millones gastados en el evento fue el valor y el impacto que tenía un acontecimiento de carácter internacional como éste, lo que ahora no se ve compensado por el descontento de los visitantes.

    Este año, muchos de los asistentes se han marchado enojados. Y el GSD recuerda que se han gastado unos cuatro millones de libras en el festival, que tanto enfado ha provocado en redes sociales.

    La reputación de Gibraltar



    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas


    A esto, añaden, hay que sumar otro fiasco en la gestión del barco ‘Grace 1’ en la que el propio Fabián Picardo quiso atribuirse todo el mérito para que, finalmente, “el buque termine en un puerto sirio”, por lo que durante las últimas semanas, entre unas y otras cosas, “la reputación de Gibraltar no ha sido la más idónea”.

    Esos como problemas de ámbito internacional pero que se suman a otros de carácter más local pero de gran repercusión ciudadana, como la apertura de las escuelas y el retraso en el inicio del curso o el caso de los los Island Games (Juegos de las Islas) que “cuestan una fortuna, más de 70 millones, y las instalaciones aún están en gran parte sin terminar y sin duda costará millones mantenerlas”.

    También recuerdan que el cine de Queens fue demolido con precipitación para proporcionar algunos estacionamientos, el contrato de arrendamiento se había comprado hace años por más de tres millones sin ningún propósito. Incluso, apuntan desde la bancada del GSD, “hemos tenido un episodio de abastecimiento de gas natural licuado sin licencia y posiblemente ilegal en la Bahía donde la conveniencia comercial tiene prioridad sobre la seguridad”.

    Por todo ello, y tras un verano de descontento, el GSD considera que es hora ya de unas elecciones generales y de que un nuevo gobierno solvente todas estas carencias.