Miércoles, 1 de Febrero de 2023
Twitter
Facebook
Youtube

Gibraltar reforma la legislación sobre violencia doméstica

  • Condena los comportamientos controladores o coercitivos

    Samantha Sacramento, ministra de Justicia de Gibraltar. Foto NG
    Samantha Sacramento, ministra de Justicia de Gibraltar. Foto NG
    Noticias

    La Ministra de Justicia, Samantha Sacramento, ha publicado un Proyecto de Ley sobre Violencia Doméstica que incorpora un nuevo delito para cubrir una laguna legal en torno a los patrones de comportamiento controlador o coercitivo que se producen durante una relación íntima entre miembros de una pareja, la relación de ex parejas que aún viven juntas o miembros de la familia.

    Según ha indicado el Gobierno, este delito envía un mensaje claro de que esta forma de violencia doméstica puede constituir un delito grave, sobre todo por la violación de la confianza que representa, y prestará una mayor protección a las víctimas que sufren maltrato repetido o continuado. Establece la importancia de reconocer el daño causado por la coerción o el control, así como el impacto acumulado sufrido por la víctima y que un patrón repetido de maltrato puede resultar más perjudicial y dañino que un solo episodio de violencia.

    El Proyecto de Ley introduce nuevas competencias para hacer frente a la violencia doméstica en Gibraltar. Estas incluyen notificaciones de protección contra la violencia doméstica que serán emitidos por agentes de policía de alto rango en circunstancias urgentes por un tiempo limitado y que pueden exigir que una persona abandone su residencia. Antes de emitir la notificación, el agente deberá tener en cuenta el bienestar de los menores de edad, la opinión de la víctima, la declaración realizada por la persona contra la que se emite la notificación y la opinión de cualquier otro residente del lugar que esté personalmente relacionado. En todos los casos, un Tribunal revisará la emisión de una notificación.



    Iti Cádiz
    Iti Cádiz


    El Proyecto de Ley también contempla órdenes de protección contra la violencia doméstica, que son una versión judicial de la notificación que incluye medidas jurídicas familiares, penales y civiles. La solicitud de una orden puede ser presentada por la persona para cuya protección se solicita la orden o por el Comisario de Policía y puede ser presentada de modo independiente o en el marco de una acción jurídica familiar, civil o penal. La Corte tiene que estar convencida, según el balance de probabilidades, de que la persona [objeto de la orden] ha sido abusiva con una persona relacionada personalmente y que la orden es necesaria y proporcionada para proteger a dicha persona de violencia doméstica por parte de la otra.

    El Proyecto de Ley también crea otros nuevos delitos. Entre ellos se incluye un nuevo delito específico de estrangulamiento no mortal o asfixia no mortal. El uso de la asfixia o el estrangulamiento como forma de maltrato o violencia doméstica está bien documentado, al igual que el hecho de que este tipo de comportamiento puede no estar tenido en cuenta debidamente o minimizado si no se producen lesiones físicas. Este delito no se limita a las personas que están relacionadas y tendrá cabida en la Ley Penal (Crime Act).

    Por último, el Proyecto de Ley también incluye una disposición legal para que se establezcan revisiones de homicidio doméstico en circunstancias en las que la muerte de una persona mayor de 16 años haya sido o parezca el resultado de violencia, maltrato o negligencia por parte de una persona emparentada o con la que tenía o había tenido una relación íntima o que fuera un miembro del mismo hogar.

    Por su parte, Samantha Sacramento se ha mostrado "orgullosa de que el largo y duro trabajo que se ha llevado a cabo en la consulta en profundidad y en la preparación de esta nueva ley, desde la publicación del Borrador Parlamentario, haya llegado ahora al momento en que este Proyecto de Ley histórico puede ser publicado". "El Proyecto de Ley incluye actualizaciones muy importantes de nuestra legislación, en particular para el cierre de la brecha existente cuando el abuso es de naturaleza coercitiva y de control, y establece nuevos poderes policiales y judiciales para prevenir el maltrato", ha resaltado. 




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas