Sábado, 28 de Enero de 2023
Twitter
Facebook
Youtube

Gibraltar reivindica la responsabilidad del caso Grace One y niega presiones de otros países

  • El petrolero seguirá apresado otros 14 días

    Una patrullera de la RGP pasa cerca del Grace One, fondeado cerca de Gibraltar
    Una patrullera de la RGP pasa cerca del Grace One, fondeado cerca de Gibraltar
    Noticias

    El Gobierno de Gibraltar ha negado presiones políticas de otros países en el caso del petrolero Grace One, reivindica su plena responsabilidad en la actuación y anuncia que seguirá apresado otros 14 días. Por su parte, Irán ha exigido la “liberación inmediata” del buque y la carga y España ha trasladado una queja por la intervención realizada en aguas de su soberanía.

    De momento, la más expresiva felicitación pública internacional por el caso Grace Once es precisamente la del asesor de seguridad de la Casa Blanca, John Bolton, quien además se la ha trasladado, lógicamente, al Reino Unido a pesar del protagonismo que pretende el Gobierno de Gibraltar --y Fabian Picardo en concreto-- en todo este asunto. Así se expresó en tuiter: “Excelentes noticias: el Reino Unido ha detenido al super tanquero Grace 1 cargado con petróleo iraní con destino a Siria, en violación de las sanciones de la Unión Europa".

    La petición de Estados Unidos al Reino Unido en este asunto ha sido puesta de manifiesto, entre otros, por el propio ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y el interés norteamericano en el asunto resulta lo confirma la anterior felicitación, a pesar de la reivindicación que hace Picardo sobre la “independencia” de sus decisiones.

    El comunicado de Gibraltar dice lo siguiente:

    “En relación con las acciones emprendidas contra el barco Grace 1, el Gobierno de Gibraltar puede confirmar que todas las decisiones se tomaron solo como resultado directo de que existían razones justificadas para creer que la embarcación estaba infringiendo las sanciones de la UE contra Siria.

     El Gobierno de Gibraltar no recibió en ningún momento peticiones políticas de ningún Gobierno para actuar o dejar de actuar.

    La información sobre el presunto destino sirio de la embarcación y su mercancía exigía legalmente a Gibraltar emprender las medidas necesarias cuando esta entró en nuestra jurisdicción.

    El Gobierno de Gibraltar tomó sus decisiones de forma totalmente independiente, con base en una infracción de la legislación vigente y de ninguna manera basándose en consideraciones políticas ajenas.





    Estas decisiones importantes sobre la violación de nuestras leyes no se tomaron en absoluto siguiendo órdenes políticas o instrucciones de cualquier otro Estado o tercero.

    En los países que se rigen por el Estado de derecho, las decisiones sobre la aplicación de las leyes en relación con actos que pueden constituir delitos penales se toman con base en los hechos y el análisis jurídico, nunca con base en instrucciones políticas, vengan de donde vengan”.

    Acto de “piratería”

    Por su parte, Irán ha exigido la “liberación inmediata” del Grace One y ha denunciado que esta intervención es un acto de “piratería”. El comunicado iraní alega que el petrolero fue abordado en “aguas internacionales” e insistió al embajador británico en Teherán, que fue convocado de urgencia, que la operación se había llevado a cabo “a petición de Estados Unidos”.

    El Reino Unido no tenía ningún derecho a imponer sus propias sanciones unilaterales, o las de la Unión Europea, de forma extraterritorial contra otros países", dice el comunicado de Teherán que, por otra parte, informa que fueron entregados al embajador británico documentos “sobre el petrolero y sobre su carga, que muestran que el envío del navío era perfectamente legal".

    España presenta una queja

    Fuentes del Ministerio de Exteriores español han confirmado que España ha presentado una queja por la incursión en sus aguas territoriales. Según informó Borrell en un primer momento, España había estado al tanto de la operación y mantuvo unidades marítimas de la Guardia Civil en las proximidades para garantizar la seguridad, pero también de inmediato advirtió que se había llevado a cabo en aguas territoriales españoles y que se haría una investigación al respecto.

    14 días más apresado

    Finalmente, la Corte de Justicia gibraltareña ha resuelto mantener otros 14 días más apresado el petrolero Grace One mientras lleva a cabo un interrogatorio personalizado a cada uno de los 28 tripulantes del mismo, para establecer la naturaleza de la carga y su destino. Este extremo resulta de gran importancia ya que sólo en el caso de que se estableciera, sin duda, que el petrolero se dirigía a puerto sirio estaría en efecto infringiendo las sanciones de la Unión Europea, que tanto el Reino Unido como España vienen obligados a ejecutar, y no sólo el bloqueo de Estados Unidos por llevar una carga de puerto iraní, como hasta ahora parece confirmado.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas