Jueves, 13 de Mayo de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Gibraltar atrasará hasta el 22 de febrero la reapertura de las escuelas

  • Con la intención de garantizar la seguridad de la comunidad

    El Ejecutivo anunció novedades en la jornada de ayer. Foto NG
    El Ejecutivo anunció novedades en la jornada de ayer. Foto NG
    Noticias

    El Gobierno ha tomado la decisión de atrasar la reapertura de las escuelas hasta el lunes 22 de febrero. Es decir, ha aplazado la decisión de volver a abrir los centros escolares el próximo 1 de febrero para hacerlo tres semanas después. 

    Esta decisión está basada mayormente en el asesoramiento recibido de los principales profesionales de salud, incluyendo el Director de Salud Pública. La principal causa de la decisión es el deseo de asegurar que todos los mayores de 60 años, así como las personas vulnerables e inmunocomprometidas cuenten con la mayor inmunidad posible gracias a la vacuna de Pfizer antes de que se reabran las escuelas.

    La mejor forma de alcanzar este objetivo es manteniendo las escuelas cerradas, puesto que la realidad demográfica es que el retorno de los niños a las escuelas producirá un vector potencial de infecciones en una enorme congregación de personas que probablemente expondrá a individuos con alto riesgo cuando los niños y profesionales vuelvan a sus hogares o circulen por la comunidad fuera del entorno escolar. La decisión se ha adoptado tras una extensa deliberación y discusión también con el Departamento de Educación y con los docentes, tanto el equipo principal de las escuelas como los representantes de los profesores en el sindicato de docentes NASUWT, según el comunicado emitido por el Gobierno gibraltareño. El Gobierno cree que "nuestros niños y profesores estarían seguros en las escuelas la próxima semana, pero no podemos estar seguros acerca de los efectos de abrir las escuelas con respecto a la comunidad en general".

    Mientras que, afortunadamente, los casos en la comunidad están disminuyendo, todavía hay varios cientos de casos positivos, incluyendo unos 70 niños de edad escolar, con un total de 136 positivos entre alumnos escolares tan solo durante el mes de enero. Dado que la población escolar todavía no ha sido vacunada, y que las vacunas todavía no han sido aprobadas para menores de dieciséis años salvo en casos excepcionales, ésta sigue siendo una importante fuente potencial de infección, de modo que no se considera prudente llevar a cabo la reapertura en este momento. La infección cruzada podría causar un repunte en la comunidad antes de completar el programa de vacunación y esto a su vez podría imponer la necesidad de volver a cerrar de nuevo las escuelas o intensificar de nuevo las medidas de confinamiento. El Gobierno desea evitar estas posibilidades en la medida de lo posible.





    Por lo tanto, el programa educativo continuará impartiéndose online durante las próximas dos semanas y las escuelas abrirán una semana más tarde, después de las vacaciones de primavera.

    El Gobierno lamenta mucho tener que adoptar esta medida ya que es consciente de la presión que genera sobre los niños y sus familias a la hora de lidiar con los estudios en casa, así como los efectos de un aislamiento relativo prolongado sobre los jóvenes. Por otra parte, y en base al asesoramiento de salud recibido por parte de Salud Pública de Gibraltar (Public Health), se considera la única opción real para evitar los riesgos que de otro modo se generarían para las personas mayores y vulnerables.

    La provisión de servicios para los alumnos de la escuela [para necesidades especiales] St Martin continuará y será aumentada en la medida de lo posible. Además, dado que se anticipa que otros elementos de las actuales medidas de confinamiento serán relajados en los próximos días, los niños naturalmente podrán salir de sus hogares.

    El ministro de Educación, John Cortés, señaló que "eta ha sido la decisión más difícil. Realmente quería que nuestros niños volviesen a la escuela. Están echando de menos la participación, el contacto con sus amigos y todas sus actividades. Por supuesto que soy consciente de las presiones que genera en los hogares el tener a los niños en casa y trabajar en el aprendizaje online durante muchas horas. Es por eso que ha sido tan duro. Pero los profesionales de salud nos han dicho claramente que sería mejor esperar estas tres semanas adicionales y debemos escucharles. No me cabe duda de que si hubiésemos abierto las escuelas nuestros profesores y alumnos habrían estados seguros en ellas, al igual que nuestros profesionales de salud y de los Servicios Residenciales para la Tercera Edad  y los profesionales de primera línea están y habrían estado seguros. Pero esta decisión se ha tomado en base a la seguridad de las personas mayores y vulnerables en nuestra comunidad y el deseo de garantizar que cuenten con el mayor nivel de protección posible en el momento en que reabramos las escuelas”.




  • Magazine empresarial
    Magazine empresarial