Jueves, 29 de Septiembre de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

El Gobierno de Gibraltar se reserva su opinión sobre el caso del petrolero iraní

  • Fue interceptado y liberado y Picardo asumió la responsabilidad

    El Grace 1, cuando estaba frente a la costa gibraltareña y española
    El Grace 1, cuando estaba frente a la costa gibraltareña y española. Foto SR
    Noticias

    El Gobierno de Gibraltar se reserva su opinión sobre el caso del petrolero iraní Grace 1 que fue interceptado y luego liberado por las autoridades del Peñón, a pesar de las reclamaciones de Estados Unidos. En un comunicado asegura que “toma nota” de las informaciones que sugieren que la carga llegó a puerto sirio y adelanta que “antes de emitir un juicio, esperaremos el resultado de la reunión entre el ministro de Asuntos Exteriores, Dominic Raab, y el embajador iraní en Londres”.

    El comunicado del Gobierno gibraltareño, ante las evidencias del caso del petrolero iraní que tuvo interceptado y liberó, asumiendo el ministro principal Fabian Picardo ante su Parlamento toda la responsabilidad en el asunto, dice textualmente lo siguiente:

    “Cuando las autoridades de Gibraltar detuvieron el Grace 1 en aguas territoriales británicas de Gibraltar, el gobierno iraní reivindicó la propiedad de la carga, a través de la National Iranian Oil Company.  Además, dijeron repetidamente que el petróleo que se encontraba a bordo del buque no tenía como destino Siria. No obstante, las autoridades de Gibraltar identificaron pruebas claras a bordo del Grace 1 que demostraban que sí estaba destinado a la refinería siria de Baniyas, que es una entidad sujeta a sanciones [por parte de la UE]. Teherán se comprometió, posteriormente, tanto en una reunión en Londres con el ministro principal (el 17 de julio) como por escrito, a que el buque y su carga, si Gibraltar los liberaba de su detención, no tendrían como destino ninguna entidad sancionada por la UE”.





     “Ahora esperamos –continua-- los detalles de a quién vendió la National Iranian Oil Company el petróleo que había a bordo del Grace 1, antes de reaccionar ante lo que podría ser una violación flagrante y contumaz de los compromisos dados por Irán a Gibraltar en una Nota Verbal formal y diplomática”.  

     “Si los informes de que el petróleo ha sido vendido a Siria son ciertos, no servirá de nada la palabra escrita del Gobierno de Irán sobre ningún asunto. El mundo estará en mejores condiciones de juzgar la posición de Irán en otras materias más trascendentales, sobre la base de las acciones que se han desarrollado en este caso, en el que han estado bajo el microscopio del escrutinio internacional. Antes de eso, sin embargo, debemos esperar una declaración oficial del Gobierno del Irán o de la National Iranian Oil Company”.

     Por su parte, el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, declaró: "Al detener el barco, Gibraltar hizo su parte en relación con el Grace 1. Lo retuvimos aquí, en aguas territoriales británicas de Gibraltar, durante 45 días. Ahora esperamos detalles sobre el destino final del petróleo, antes de hacer cualquier otro comentario. Por parte de Irán, se trataría de un giro radical el hecho de no haber cumplido con su compromiso por escrito, sujeto al escrutinio de la opinión pública internacional. En aquel caso, si hubieran actuado en contra de sus repetidas afirmaciones y compromisos, podría considerarse que su actitud es realmente sospechosa y poco fiable".




    Noticias relacionadas con: Grace One y Fabian Picardo

  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas