Martes, 29 de Septiembre de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

El GSD alerta sobre posibles impuestos en Gibraltar por el endeudamiento desde 2012

  • ‘No tendrán nada que ver con el Covid-19 o el medioambiente’

    Sede del Gobierno de Gibraltar
    Sede del Gobierno de Gibraltar
    Noticias

    El principal partido de la oposición en Gibraltar, el GSD, ha alertado sobre la posibilidad de nuevas medidas impositivas en el Peñón que, dice, “no tendrán nada que ver con el Covid-19 o el medioambiente”, sino con la deteriorada situación financiera del Gobierno de Picardo que mantiene un “gasto monumental y endeudamiento” desde 2012.

    Gibraltar está centrando sus esfuerzos políticos en resolver la crisis provocada por el coronavirus pero, sin embargo la vida sigue y además en el Peñón, afortunadamente, la incidencia del virus en la población ha sido escasa. Es por ello que, desde el GSD, cuya colaboración ha sido intensa y constante con el Gobierno en estos meses, también se está ya trabajando en la fiscalización de la gestión general del Ejecutivo, más allá del Covid-19.



    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas


    Una las críticas que más se ha repetido en los últimos años y que, incluso, ya se admite en otras instancias del Reino Unido, tiene que ver con la gestión económica y la situación de las finanzas locales. El responsable de esta materia en el GSD, Roy Clinton, ha sido un frecuente azote para el Gobierno de Picardo que en escasísimas ocasiones ha tenido réplica para los argumentos del financiero.

    Ahora, su compañero de filas Danny Feetham ha alertado ya sobre lo que puede ocurrir con lo que denominan 'impuestos sigilosos'. Obviamente Feetham, como todos, entiende que ahora mismo lo prioritario es la lucha contra el virus, pero también recuerda que “el Parlamento debe recuperar su actividad en cuanto sea posible” y subraya que, “durante el próximo año, veremos más y más aumentos en las tasas y en las medidas de recaudación por parte del Gobierno”, dejando claro que ello “no tendrá nada que ver con el Covid-19 o el medioambiente”.

    Feetham explica que todo lo que sucederá con los impuestos futuros –a los que denomina 'impuestos sigilosos'-- “está relacionado con el gasto monumental y el endeudamiento que estamos sufriendo desde el año 2012”. De hecho, añade el parlamentario, estas medidas ya se están dejando ver en algunos aspectos y corroboran la posición que venían manteniendo en su formación política sobre el riesgo que corría la economía pública si no se tomaban medidas ante un gasto desorbitado, cuando ni siquiera se conocía la existencia del Coronavirus.