Viernes, 27 de Noviembre de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

El GSD considera que el cierre de las escuelas por la legionella 'pudo evitarse'

  • El portavoz del GSD recuerda las advertencias sobre el agua estancada planteadas hace algunas semanas
    El portavoz del GSD recuerda las advertencias sobre el agua estancada planteadas hace algunas semanas
    Noticias

    El principal partido de la oposición gibraltareña, el GSD, considera que “el cierre de cuatro escuelas por la bacteria de la legionella en el suministro de agua pudo evitarse”. Según explica el portavoz del grupo político, Keith Azopardi, el gobierno “tenía que realizar controles adecuados en los días previos a la reapertura total de los centros educativos”. Durante varias semanas las clases presenciales en los citados centros escolares han estado suspendidas por el Covid-19.

    Asimismo, desde el pasado mes de abril se abrió un intenso debate, entre especialistas, medios de comunicación, e incluso el GSD también se posicionó, en relación al peligro que podría derivarse del agua estancada durante el confinamiento. Uno de esos artículos se refería a un estudio de la Universidad de Purdue (USA) en la que se destacaba que “mientras millones de personas tienen órdenes de quedarse en casa en medio de la pandemia de coronavirus, el agua sigue en las tuberías de edificios de oficinas y gimnasios vacíos, lo que supone un peligro potencial ya que cuando el agua no fluye, se pueden acumular organismos y productos químicos en las tuberías”. Ese artículo señalaba la necesidad de tomar medidas de salud pública para eliminar el agua estancada y otros controles de precaución antes de volver a los edificios afectados por cierres parciales.



    Campaña Vacunación Gripe - Junta de Andalucía
    Campaña Vacunación Gripe - Junta de Andalucía


    Estas y otras opiniones similares, indica Azopardi “confirman que esto era evitable. Instamos al Gobierno a que ahora realice un amplio programa de control de edificios públicos desde esta perspectiva”. Especialmente, “los que han sido cerrados o deben hacerlo parcialmente para garantizar que se aborde el problema del agua estancada “.

    Por su parte, Edwin Reyes, docente y encargado del área educativa en el GSD, señala que “si se hubieran realizado las verificaciones oportunas antes de la apertura las escuelas no habría sido necesario cerrarlos causando más interrupciones a las familias y los estudiantes”.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas