Lunes, 16 de Mayo de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

El GSD pide claridad sobre la decisión del Fiscal en el caso 36 North-Bland

  • El Gobierno de Picardo recuerda que el fiscal es independiente

    Keith Azopardi, líder del GSD. Foto NG
    Keith Azopardi, líder del GSD. Foto NG
    Noticias

    El fiscal general de Gibraltar ha optado por detener una causa judicial en torno al caso 36 North-Bland, que, entre otros, involucró a un alto funcionario que trabajó en estrecha colaboración con varios ministros y hace referencia a la firma de contratos de alto valor con el Gobierno.

    El expediente data del año 2020 y el GSD, principal partido de la oposición, ha pedido transparencia y ha solicitado respuestas a algunas cuestiones, recordando que el abogado general apuntaba a que “aparentemente hay una perspectiva real de posible condena”. Por ello, la formación política se pregunta si "se han enterrado pruebas que son políticamente incómodas o perjudiciales para los ministros”.

    Para el GSD,  este caso puede dar lugar a "pruebas vinculadas a asuntos políticamente incómodos que siguen pendientes o sobre los cuáles el escudo del interés público también se ha invocado”, y ha recordado la salida anticipada del Comisario McGrail.

    Keith Azopardi ha manifestado que estas y otras situaciones similares pueden hacer sentir a la gente “que el efecto (si no la intención) de esta decisión es enterrar pruebas que eran políticamente incómodas para los ministros. La suspensión de la acusación impediría ahora la aparición de tales pruebas incómodas a la vista del ciudadano”.

    "Si puede existir, por citar un ejemplo, material sensible que iba a ser revelado en la Corte, el público querría saber por qué no hubo ningún intento de buscar un fallo para escuchar parte del procedimiento en privado o bajo medidas de protección para la prestación de pruebas sensibles en su lugar”, ha apuntado Azopardi. Para el líder de la oposición, “podría ser que el enjuiciamiento habría fracasado de todos modos, pero el efecto de detener un enjuiciamiento como este, no puede ser que los ministros del Gobierno estén protegidos de evidencia incómoda o políticamente dañina”.





    PICARDO AFEA A LA OPOSICIÓN

    Por su parte, el Gobierno ha recordado que la decisión del fiscal es "puramente una cuestión de él" y ha señalado que "todos los aspectos de la administración de justicia en Gibraltar son totalmente independientes de los ministros, como debe ser".

    "Ningún ministro se ha beneficiado de esta decisión tomada por el Fiscal General, que ha tomado de forma totalmente independiente y sin consultar con el Gobierno, como debería", ha aseverado.

    El Ministro Principal, Fabian Picardo, ha manifestado que "no hay hechos o circunstancias que surjan en ningún aspecto del caso en cuestión que plantee alguna cuestión que considere incómoda para el Gobierno". "No hace falta decir que nadie está por encima de la ley en Gibraltar, especialmente los ministros, que tienen la obligación de dar ejemplo", ha añadido.

    Así, ha recordado a la oposición que a petición de la RGP prestó una declaración como testigo en este caso a las autoridades fiscales y "confirmé que estaría a disposición del Tribunal para prestar declaración si se me requería".  ""Esto debería demostrar que las suposiciones sin fundamento de la oposición son totalmente erróneas, injustas y simplemente diseñadas para tratar de empañar mi reputación e integridad para sus propios fines políticos".  




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas