Viernes, 23 de Abril de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

El GSD reclama una revisión de medidas para las personas no vacunadas

  • El GSD declara que aún no se ha conseguido la "inmunidad global". Foto GHA
    El GSD declara que aún no se ha conseguido la "inmunidad global". Foto GHA
    Noticias

    El GSD reclama una revisión de medidas para las personas no vacunadas. A juicio del principal partido de la oposición, "las personas que no están vacunadas tienen derechos como ciudadanos y no deben ser colocadas en una posición en la que no puedan ver a sus seres queridos porque no han recibido la inyección. Esta es la valoración que, en un comunicado oficial, ha realizado el GSD en torno a este colectivo.

    Cierto es que el ritmo de aplicación de dosis en Gibraltar sigue siendo muy elevado, pero "aún no se ha logrado la inmunidad global". El partido en la oposición ha recibido información de las personas que no están vacunadas y a las que se les dice que no pueden ver a sus familiares ya sea en residencias o en el hospital, salvo que acepten recibir la vacuna. “Hay casos en los que a personas que han podido ver a un progenitor sometido a tratamiento médico en España se les dice que esto ya no es posible cuando son devueltos al Hospital St. Bernard. También hay casos que afectan a familiares de personas que están en residencias de la tercera edad”.





    En todos los casos notificados al GSD los pacientes o residentes han sido vacunados por lo que el riesgo del contagio del virus es bajo dado que se supone que la vacuna Pfizer proporciona un 95% de protección. El líder de la formación, Keith Azopardi, ha animado a la vacunación. “Los parlamentarios de GSD se han vacunado, alentamos a la gente a hacerlo y apoyar el programa que se ha puesto en marcha. Pero si alguien no puede vacunarse por razones médicas o decide no hacerlo no puede perder sus derechos”.

    Además, añade Azopardi, “no deben sufrir una posición angustiosa para elegir y que se les diga que no pueden tener interacción humana con un ser querido debido a esa posición. Se debe lograr un equilibrio para que puedan disfrutar ver a sus seres queridos mientras los vulnerables están protegidos. Se pueden justificar precauciones adicionales en estos casos, pero no se les debe prohibir ver a su familia”.

    El Gobierno ha dicho que las vacunas no son obligatorias. Para para que eso sea efectivo, apuntan desde la bancada opositora, “es necesario encontrar formas de asegurar que las personas pueden ver a sus seres queridos tomando las precauciones necesarias incluso sin estar vacunadas”. Azopardi y su grupo piden al Gobierno que lleve a cabo una reflexión sobre esta situación y revise las restricciones actuales con la ayuda de asesoramiento de salud pública.




  • Cáritas diocesana Cádiz
    Cáritas diocesana Cádiz