Jueves, 5 de Agosto de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Irán confirma que ha capturado un petrolero británico en el estrecho de Ormuz

  • Otro buque también fue detenido, pero de forma temporal

    El 'Stena Impero'
    El 'Stena Impero'
    Noticias

    La Guardia Revolucionaria de Irán ha confirmado esta noche la captura de un petrolero de bandera británica en aguas del estrecho de Ormuz. Se trata del 'Stena Impero', que ha sido confiscado "a petición de la Organización Marítima y de Puertos de Hormozgán cuando atravesaba el estrecho de Ormuz por no respetar las normas marítimas del Derecho Internacional", según un comunicado de la Guardia Revolucionaria recogido por la cadena estatal Press TV.

    Fuentes militares iraníes citadas por la agencia local de noticias IRNA han señalado que el petrolero había apagado su aparato de localización e ignoró las advertencias de la Guardia Revolucionaria. Asimismo, han señalado que entre las violaciones cometidas por el petrolero figuran navegar en dirección contraria en una línea marítima y hacer caso omiso a las instrucciones, por lo que le acusan de “violar el principio de paso inocente” por el estrecho. Una unidad del ejército "guió" el buque, con 23 tripulantes, ninguno de ellos ciuadadanos británicos, hacia la orilla.

    Mientras la captura de este petrolero, el ‘Stena Impero’ ha sido confirmada por todas las partes, el caso de otro petrolero británico con bandera de Liberia, el ‘Mesdar’, no ha sido confirmado plenamente, ya que Londres asegura que sí ha sido retenido mientras que las fuerzas militares iraníes afirman que sólo fue objeto de una detención temporal.

    El ‘Stena Impero’, cuya detención sí está confirmada, es un barco de 30.000 toneladas, propiedad de la compañía Stena Bulk. Tenía por destino Arabia Saudí, pero acabó aproximándose a aguas de la isla sureña iraní de Larak. Según la empresa propietaria, el barco fue intervenido en aguas internacionales.

    Preocupación británica



    Verano Activo La Línea
    Verano Activo La Línea


    El ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Jeremy Hunt, se ha mostrado "extremadamente preocupado" por lo sucedido. "Nuestro embajador en Teherán está en contacto con el Ministerio de Exteriores iraní para resolver la situación y trabajamos junto a nuestros socios internacionales". Hunt ha calificado de "inaceptable" la retención de los petroleros, aunque de momento sólo hay uno confirmado. "Es esencial que la libertad de navegación se preserve y que todos los barcos puedan navegar libremente y con seguridad por la región", ha concluido.

    El ‘Grace One’, punto de inflexión

    La escalada de tensión aumentó a partir de la decisión, asumida plenamente por el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ante su Parlamento, de interceptar y retener el petrolero ‘Grace One’ con una carga de dos millones de barriles de crudo iraní con supuesto destino a un puerto de Siria. Esta acción fue duramente contestada por las autoridades iraníes, que la calificaron de “acto de piratería” y advirtieron con dar respuestas en el momento que consideraran apropiado. 

    Picardo, en un reciente viaje a Londres, ha mantenido reuniones diferentes con Theresa May, Boris Johnson y Jeremy Hunt, además de con altos cargos iraníes en el propio Ministerio de Exteriores británicos, aunque todo ello no ha conseguido rebajar la tensión y evitar las capturas de petroleros británicos en el estrecho de Ormuz. De hecho, hoy se ha confirmado que el Tribunal Supremo de Gibraltar ha prorrogado 30 días más la retención del 'Grace One'.

     




  • Magazine empresarial
    Magazine empresarial