Miércoles, 29 de Junio de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Johnson considera 'triviales' los cambios en el Protocolo de Irlanda del Norte

  • Bruselas ya dijo que respondería con todas las medidas a su disposición

    Boris Johnson. Foto NG
    Boris Johnson. Foto NG
    Noticias

    El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha restado importancia a la modificación unilateral del Protocolo de Irlanda del Norte incluido en el acuerdo del Brexit ya ha esgrimido que son "una serie de ajustes relativamente triviales" dentro de una batería de compromisos más amplia. Cabe recordar que la Unión Europea reaccionó al anuncio de Londres que debería "responder con todas las medidas a su disposición".

    Johnson ha evitado considerar los cambios como un desafío abierto a la UE, señalando que es más "un cambio burocrático" que, a su juicio, no implica una violación del Derecho Internacional, como sí alegan tanto la Comisión Europea como el Gobierno de Irlanda.

    En este sentido, ha afirmado que su Gobierno tiene como "principal prioridad legal" el respeto de los Acuerdos de Viernes Santo, que permitieron en 1998 la paz en el Úlster, y que por tanto Londres está obligado a responder a las quejas de los unionistas.

    Johnson, que ha hablado ante los medios a solo unas horas de la presentación formal de la nueva ley, ha explicado que sólo quiere "simplificar las cosas" y "eliminar barreras" al comercio interno en Reino Unido, contempladas en su día para compensar el hecho de que Irlanda del Norte siguiese dentro del mercado común europeo para evitar una 'frontera dura' en el Úlster.





    Bruselas ya había avanzado que respondería a cualquier paso unilateral por parte de Londres, a lo que Johnson se ha adelantado este lunes advirtiendo en contra de cualquier "sobreactuación" por parte europea, temeroso incluso del inicio de una guerra comercial.

    Los esfuerzos de Johnson por restar importancia al cambio en el Protocolo contrastan con las palabras del primer ministro de Irlanda, Micheal Coveney, que sí lo ve como "un asunto muy grave". "Afecta a la confianza y la UE necesita tener un socio fiable con el que negociar", ha señalado.

    El dirigente irlandés si considera que Reino Unido reniega de un tratado internacional, lo cual representa "un nuevo mínimo" en lo que se espera de "países democráticos". "El unilateralismo no funciona. El unilateralismo nunca ha funcionado en los Acuerdos de Viernes Santo", ha sentenciado.

    Finalmente, cabe recordar que la UE manifestó en su momento a través de un comunicado oficial que "el anuncio del Gobierno del Reino Unido de presentar una legislación que dejaría de aplicar los elementos constitutivos del Protocolo plantea preocupaciones significativas".

    Tampoco hay que olvidar que este desafío de Londres y la respuesta de la UE llega en plenas negociaciones con la Unión Europea sobre el futuro de Gibraltar, que no terminan de cerrarse a pesar de haberse puesto ya dos fechas topes para ello, Londres ha decidido realizar un movimiento que podría traer consecuencias para el Peñón.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas