Viernes, 14 de Mayo de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Johnson no descarta elecciones anticipadas si el Parlamento se rebela contra el Brexit

  • La maniobra política haría inútil los bloqueos de Westminster

    Boris Johnson
    Boris Johnson
    Noticias

    Boris Johnson está dispuesto a que el Reino Unido salga de la Unión Europea el 31 de octubre, incluso a pesar de los bloqueos parlamentarios actuales y aunque para ello deba convocar elecciones generales anticipadas. De momento, se sabe que Downing Street ha cancelado todos los permisos vacacionales hasta esa fecha.

    El Parlamento británico ha rechazado en varias ocasiones el acuerdo propuesto por Bruselas y Londres y ha terminado con la carrera política de Theresa May. Johnson no está dispuesto a que Westminster bloquee el Brexit, sino a cumplir con el mandato del referéndum de 2016 y, con ese fin, la solución no desmentida es convocar elecciones anticipadas, de manera que el Gobierno queda en funciones hasta que se forme uno nuevo después del 31 de octubre, una vez concluida la salida de Europa.

    Ante esa posibilidad, el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, ha escrito al secretario del gabinete de Gobierno, el más alto funcionario de carrera de la administración británica, para que impida un movimiento que considera un "abuso de poder antidemocrático", pero Downing Street parece decidido a cumplir el mandato de salir de la Unión Europea, contando con el Parlamento o sin él.

    Los tiempos serían los siguientes: la Cámara de los Comunes quiere bloquear la posibilidad de una salida de Europa sin acuerdo cuando se reanude la actividad parlamentaria en septiembre; en ese caso, Johnson convocaría elecciones anticipadas para después del 31 de octubre, por lo que el Parlamento se disolvería 25 días antes de la votación y el Gobierno se mantendría en funciones el tiempo suficiente hasta consumar el Brexit.

    Es evidente que Boris Johnson quedaría sometido a una fuerte presión política, especialmente de laboristas y liberales, pero los expertos consideran que podría soportarla ya que se encuentra respaldado por otros importantes sectores políticos y por una parte destacada de la prensa.





    Las dos variables que se han planteado desde la oposición para impedir que Johnson utilice esta maniobra son la de pedir a la reina Isabel II que intervenga, lo que parece muy improbable ya que históricamente ha mantenido una postura de neutralidad que no parece dispuesta a alterar a sus 93 años; y la de configurar un gobierno de concentración nacional, después de que Johnson hubiera perdido una moción de confianza, pero que los laboristas exigirían presidir, lo que lo hace prácticamente inviable.

    “Pase lo que pase”

    Estas maniobras políticas vienen a confirmar las palabras de hace pocos días de Dominic Cummings, asesor de confianza de Johnson y que actuó como su portavoz ante el Telegraph: el Reino Unido abandonará la Unión Europea el 31 de octubre “pase lo que pase”.

    Cummings fue el primero en lanzar la idea de unas elecciones generales anticipadas para esquivar la moción de censura y el bloqueo parlamentario y, ahora, el que Johnson no lo rechace lo convierte en más probable.

    “Los políticos –dijo Cummings entonces-- no pueden elegir qué votos respetar. Prometieron respetar el resultado del referéndum y nosotros debemos hacerlo”.




  • Banco de alimentos
    Banco de alimentos