Lunes, 16 de Mayo de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

La aplicación de las medidas Schengen en la Verja alerta a los británicos de Gibraltar

  • Banderas en la Verja de Gibraltar. Foto Sergio Rodríguez
    Banderas en la Verja de Gibraltar. Foto Sergio Rodríguez
    Noticias

    Un grupo de ciudadanos de nacionalidad británica se ha dirigido al Parlamento de su país para quejarse porque, en la Verja de Gibraltar, se les exige que cumplan con las normas Schengen para los nacionales de terceros países. La queja ha llegado al Comité de Escrutinio Europeo de la Cámara de los Comunes, que ha escrito al ministro británico para Europa, James Cleverly, pidiéndole explicaciones.

    Como se sabe, el Reino Unido abandonó la Unión Europea por decisión propia el 1 de febrero de 2020, por lo que cualquier nacional británico debe cumplir con las normas de seguridad y control comunitarias si pretende ingresar en territorio Schengen, como es el caso concreto de España. Debido a que desde esa fecha se está negociando un acuerdo específico para Gibraltar, los gibraltareños están excluidos, al menos de momento, de estas exigencias.

    La diferencia entre británicos y gibraltareños la establecen las propias autoridades de Gibraltar, cuando expiden tarjetas de identificación diferentes y de diferente color a unos y otros, rojas para los llanitos y azules para los británicos que residen en el Peñón.

    Por su parte, los agentes españoles en el paso de la Verja de Gibraltar, en cumplimiento de los controles y las regulaciones exigidas por la UE para las fronteras exteriores de Schengen, aplican a las personas que no tienen la identificación gibraltareña las mismas condiciones que a cualquier individuo de cualquier país exterior a la Unión Europea y Schengen.

    La aplicación de estas medidas, que vienen exigidas por Schengen, ha provocado las quejas de algunos ciudadanos británicos que, al parecer, se han visto sorprendidos a pesar de las recomendaciones y avisos que el propio Gobierno de Gibraltar venía haciendo desde hace meses, mediante notas técnicas públicas, difundidas por los medios de comunicación y accesibles a través de internet.





    EL COMITE DE ESCRUTINIO EUROPEO

    En una sesión celebrada esta semana y de la que el Parlamento británico daba cuenta ayer, el Comité de Escrutinio Europeo de la Cámara de los Comunes informaba de la queja de estos ciudadanos británicos, calificaba las medidas de “cambio preocupante” y reclamaba al ministro británico para Europa, James Cleverly, explicaciones al respecto.

    La información textual hecha pública por los Comunes dice lo siguiente:

    “Los británicos que intentan cruzar la frontera han informado al Comité de que los guardias fronterizos españoles exigen ‘razones válidas’ para entrar, impidiendo las reuniones familiares y las citas hospitalarias. El presidente de la comisión, Sir Bill Cash, calificó la medida de ‘cambio preocupante en la administración de la frontera´. Hasta ahora, los residentes británicos en Gibraltar sólo necesitaban mostrar una tarjeta de registro azul para pasar. El Comité ha dado a Cleverly 10 días para responder”.

    Al parecer, algún miembro de este comité ha manifestado su intención de viajar al Peñón para conocer el caso.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas