Domingo, 23 de Febrero de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

La burbuja del fútbol de Gibraltar se desinfla

  • Se retiran clubes y jugadores y el Brexit añade incertidumbre

    Tienda comercial de la Federación de Fútbol de Gibraltar, en una imagen de archivo. Foto NG
    Tienda comercial de la Federación de Fútbol de Gibraltar, en una imagen de archivo. Foto NG
    Noticias

    La retirada de algunos clubes de fútbol y de algunos jugadores que regresarán a competir en España, incluso con peores condiciones económicas, pone en evidencia la crisis que vive este deporte en Gibraltar. A las razones económicas y a las propias del fútbol, incluido el escándalo de las apuestas, se les añade ahora las incertidumbres del Brexit.

    La entrada en la UEFA y la FIFA de Gibraltar, cuya selección se enfrenta el próximo día 5 a Dinamarca, provocó una gran expectación y alegría entre los gibraltareños amantes del deporte rey, aunque el movimiento fuese más político que deportivo. La Liga de Gibraltar, una competición menor, se convirtió entonces en un escaparate para jugadores, algunos de ellos ya en retirada, puesto que las plazas para competir en la Champions League o en la Europa League, aunque fuese en las rondas previas, permitía optar a suculentas cantidades de dinero.

    Sin embargo, la burbuja “que en realidad nunca la hubo”, según fuentes conocedoras del entramado del fútbol llanito, parece que se desinfla. Los equipos que compiten en Europa, con el consiguiente ingreso de dinero, casi siempre son los mismos y la llegada de proyectos faraónicos, como el que encabezaba el exjugador del Real Madrid, Michel Salgado, están en retirada.

    De hecho, para la presente andadura de la liga local ya se han retirado, por falta de recursos y otros problemas añadidos, el Gibraltar United, un histórico en el que se anunciaba una inversión de Dubai, con Salgado como imagen, el Gib Phoenix o el Leo CF, que también ha renunciado a participar en la competición doméstica. Y, según las fuentes consultadas, “se habla de alguno más”.





    Asimismo, el ministro principal, Fabian Picardo, ha recibido varias propuestas para crear una comisión de expertos, muchos de ellos sin vínculos con Gibraltar, para evitar la llegada de los “buitres” del fútbol que acuden a la llamada del dinero.

    La realidad es que, entre los escándalos de las apuestas, la retirada de equipos y los malos resultados --esperados, por otra parte-- de la selección gibraltareña, las aportaciones de UEFA y FIFA han servido para mejorar instalaciones, crear algunos puestos con cierto control del gobierno pero “no para mejorar el fútbol base de aquí”, como critican los que, de verdad, están involucrados en el fútbol llanito de toda la vida.

    Ya, para este año, muchos jugadores de la comarca del Campo de Gibraltar han abandonado los equipos del Peñón, pese a que tenían buenos contratos en comparación con lo que van a cobrar ahora, porque ven que “el chiringuito se está cayendo”.

    La amenaza del Brexit y sus consecuencias en la vida cotidiana y en la economía es, también, otro factor que puede ahondar aún más en la crisis del fútbol local. O al menos es lo que temen quienes se dedican y son aficionados a este deporte en Gibraltar.




  • Manos Unidas