Miércoles, 21 de Octubre de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

La CE abre un procedimiento de infracción contra el Reino Unido

  • Por no retirar en plazo el proyecto de ley que violaría el acuerdo de retirada de la UE

    La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen
    La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen
    Noticias

    La Comisión Europea (CE) anunció este jueves la apertura de un procedimiento de infracción contra el Reino Unido por no haber retirado antes de finales de septiembre el proyecto de ley que viola el acuerdo sobre la retirada británica de la Unión Europea (UE). Ante este hecho, el Gobierno británico aseguró que responderá “a su debido tiempo” a Bruselas: “responderemos a la carta (enviada por la CE) a su debido tiempo. Ya hemos detallado claramente cuáles son nuestras razones para introducir las medidas relacionadas con el protocolo de Irlanda del Norte”, apuntó una fuente del Gobierno británico.

    El anuncio fue realizado por la presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, durante una breve comparecencia en la que no admitió preguntas. En concreto, la política alemana precisó que Bruselas ha enviado a Londres una carta de emplazamiento, el primer paso en el procedimiento de infracción comunitario, a la que el Reino Unido debe responder en el plazo de un mes con sus observaciones, según informa EFE.

    Si la respuesta o las medidas del Gobierno británico no satisfacen al Ejecutivo comunitario, se pasaría a la segunda fase del proceso con el envío de un dictamen motivado y si el incumplimiento persiste, el caso puede terminar, en última instancia, ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

    Durante su intervención Von der Leyen aseguró que “el plazo (para retirar el proyecto legislativo) venció ayer. Las partes problemáticas no se han eliminado. Por tanto, esta mañana la Comisión ha decidido enviar una carta de emplazamiento al Gobierno del Reino Unido. Este es el primer paso en un procedimiento de infracción”. La presidenta de la CE recalcó que la misiva “invita al Gobierno del Reino Unido a enviar sus observaciones en el plazo de un mes”.

    “Además de esto, la Comisión seguirá trabajando duro en una implementación completa y a tiempo del acuerdo de retirada. Mantenemos nuestros compromisos”, subrayó.

    El proyecto de ley de Mercado Interno del Gobierno británico modificaría aspectos del acuerdo de retirada relativos a la frontera irlandesa. En concreto, cambiaría algunas normas sobre la circulación de bienes entre Irlanda del Norte y la isla de Gran Bretaña, diseñadas para poder mantener abierta la aduana entre ambas Irlandas cuando el territorio británico haya quedado fuera de la unión aduanera europea.

    Londres se ha negado por el momento a retirar el proyecto de ley, pese a haber reconocido explícitamente que viola la legislación internacional y a las críticas a nivel internacional y también interno.



    BONO TURISTICO ANDALUZ
    BONO TURISTICO ANDALUZ


    “Este proyecto de ley es, por su propia naturaleza, una violación de la obligación de buena fe establecida en el acuerdo de retirada. Además, si se adopta tal cual es ahora, estaría en total contradicción con el protocolo sobre Irlanda e Irlanda del Norte”, argumentó Von der Leyen. En paralelo a la apertura del procedimiento de infracción, Londres y Bruselas mantienen esta semana la novena ronda de negociación sobre su relación tras el Brexit, unas conversaciones que han quedado marcadas por la desconfianza que ha generado el proyecto legislativo británico.

    Boris Johnson se mantiene en su postura

    El anuncio de Bruselas se conoce después de que el pasado martes los Comunes dieran luz verde a esa legislación que otorga al Ejecutivo de Boris Johnson la capacidad para modificar de manera unilateral los mecanismos acordados con los 27 para mantener abierta la frontera entre las dos Irlandas tras el Brexit.

    Esa polémica legislación pasará ahora a la Cámara de los Lores, donde los conservadores no tienen mayoría. No obstante, si la Cámara Alta introdujera cambios, esos deberían ser refrendados por los Comunes.

    Pese a que Bruselas ya había advertido a Londres de que iniciaría acciones legales si no retiraban el proyecto de ley antes de finales del pasado mes, Boris Johnson continuó adelante con la tramitación.

    Sin embargo, presionado por diputados de su propio partido, el primer ministro británico agregó una salvaguarda adicional por la que no podrá ejecutar los poderes que le otorgaría esa ley para romper el acuerdo de salida del bloque firmado el pasado octubre, si no obtiene primero permiso del Parlamento. El jefe de Gobierno ha dicho que no hay intención de alterar el tratado si ambas partes llegan a un acuerdo sobre su futura relación antes de que finalice el periodo de transición el Brexit, a finales de diciembre.

     




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas