Sábado, 4 de Julio de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

La Policía de Gibraltar tiene que intervenir para dispersar a 300 personas

  • Vehículo de la Policía de Gibraltar (RGP)
    Vehículo de la Policía de Gibraltar (RGP)
    Noticias

    Poco después del alivio del confinamiento en Gibraltar, la Policía tuvo que intervenir en la noche del viernes para dispersar una concentración de 300 personas que no guardaban las medidas de distancia social y bebían alcohol, en la zona de Little Bay.

    Según Chronicle y GBC, la policía, apoyada por agentes de Defensa y Aduanas, interrumpió una reunión de más de 300 personas en Little Bay el viernes por la noche, advirtiendo que si se ignoraban los consejos de distanciamiento social y las normas de contingencia civil, se verían obligados a restringir el acceso a dichas áreas o incluso a cerrarlas.

    "La gran multitud –explicaba la policía gibraltareña en un comunicado-- estaba bebiendo alcohol y socializando muy cerca unos de otros y no asumían el distanciamiento social".





    "Al hablar con nuestros agentes, se mostraron totalmente conformes y se dispersaron de la zona de acceso a Little Bay, que luego se restringieron durante la noche para evitar que se produjeran más reuniones".

    En la misma comunicación de la Policía Real de Gibraltar (RGP), se afirma que "este tipo de reuniones en tan gran número son completamente inaceptables y, además de infringir la normativa vigente, son contrarias a los consejos de salud pública de mantener el distanciamiento social para evitar la propagación del virus Covid-19".

    "Se advierte al público que este tipo de incidentes puede llevar a que se restrinjan o cierren algunas áreas en el futuro, como parte de nuestras medidas continuas de protección de la comunidad".




    Noticias relacionadas con: Desconfinamiento y Policía Gibraltar