Miércoles, 12 de Mayo de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

El líder de los Comunes anuncia otra votación para elecciones anticipadas el lunes

  • Jacob Rees-Mogg
    Jacob Rees-Mogg
    Noticias

    El líder de la Cámara de los Comunes, Jacob Rees-Mogg, ha dicho hoy que los diputados británicos celebrarán el lunes otra votación sobre una moción para la celebración de elecciones anticipadas, con lo que se confirman las intenciones de Boris Johnson de que sean unas elecciones las que resuelvan el problema, sin solución aparente, que atraviesa el Reino Unido en cuanto al Brexit.

    Ayer, el primer ministro Boris Johnson sufrió una doble derrota en el Parlamento, una de ellas porque no obtuvo el apoyo de las dos terceras partes de la cámara como exige la Ley del Parlamento de Plazo Fijo. La otra, porque la mayoría parlamentaria le obliga o a negociar un nuevo acuerdo o a pedir a la UE una prórroga de tres meses, pero no le acepta que se vaya de Europa sin acuerdo.

    El principal partido de la oposición, el Laborista dijo que no apoyaría unas elecciones anticipadas hasta que la legislación que pretende bloquear una salida sin acuerdo a finales de octubre se haya convertido en ley, algo que se espera que ocurra este lunes y que, por tanto, supondría el posible cambio de actitud del partido de Corbyn.

    Otras posibilidades para adelantar elecciones





    Además del anuncio hecho por Rees-Mogg, existen otras posibles vías para convocar elecciones anticipadas, según las intenciones del primer ministro. Una de ellas es introduciendo un simple y breve texto en una nueva moción "sin perjuicio de la Ley de los Parlamentos de Plazo Fijo".

    Esta fórmula sólo precisa mayoría simple de diputados y permite fijar una fecha concreta para las elecciones, aunque después del resultado de ayer no hay garantías de que el gobierno gane. Además, llevaría más tiempo, porque la ley tendría que pasar por la autorización de los Lores y el Parlamento se encontrará suspendido a partir de la semana que viene.

    Hay incluso otra opción más, aunque resulta extraña y peligrosa: forzar una votación de censura contra sí mismo. Los diputados estarían obligados a votar la continuidad o no del actual gobierno y, en caso de un voto mayoritariamente contrario, los partidos de la oposición contarían con dos semanas para intentar un gobierno alternativo que, de no lograrse, supondría la convocatoria automática nuevas elecciones en 14 días.

     




  • Banco de alimentos
    Banco de alimentos