Miércoles, 27 de Octubre de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Multadas tres personas por conducir bajo los efectos del alcohol

  • Vehículo de la Policía patrullando. Foto NG.
    Vehículo de la Policía patrullando. Foto NG.
    Noticias

    Tres conductores locales han sido multados después de ser condenados por delitos relacionados con la conducción bajo los efectos del alcohol en el Tribunal de Magistrados.

    El primero de ellos, de 19 años, fue multado con 400 libras esterlinas e inhabilitado para conducir durante 9 meses. El joven fue detenido el 12 de junio después de que los agentes del turno de noche se percataran de que su motocicleta con placa de Gibraltar se desviaba de un lado a otro en la avenida Winston Churchill.

    Al ser detenido, dio 61ug en la prueba de alcoholemia realizada en la carretera y fue arrestado por "conducir con una concentración de alcohol superior al límite", que se encuentra en 35 microgramos (ug) de alcohol por 100 mililitros de aliento.

    En el segundo caso, un hombre de 57 años fue multado con 800 libras y se le ha prohibido conducir durante 24 meses tras ser detenido el pasado 3 de julio tras un choque en la zona de South Barrack Ramp. Un testigo vio al conductor recogiendo su motocicleta chapada en Gibraltar y llamó a la policía.



    CAMPAÑA ACEITES VEGETALES USADOS - ARCGISA
    CAMPAÑA ACEITES VEGETALES USADOS - ARCGISA


    A la llegada de la policía, el conductor dio 105ug en el alcoholímetro de la carretera y fue detenida por "conducir con una concentración de alcohol superior al límite".

    En el tercer caso, una joven de 25 años, fue multada con 350 libras esterlinas e inhabilitada para conducir durante 15 meses. La detención se produjo en la madrugada del 28 de marzo después de que los agentes del turno de noche estuvieran patrullando por el paseo de Sir Peter Isola.

    La forma de conducir llamó la atención de los agentes y al hablar con ella mientras salía de su coche, le costó ponerse en pie y olía fuertemente a alcohol. Tras pedirle en numerosas ocasiones que realizara la prueba de alcoholemia, se negó, por lo que fue detenida por el delito de "no cooperar, sin excusa razonable, en una prueba preliminar de alcoholemia cuando fue requerida por un agente de policía de uniforme".

    Por su parte, el Comisario de la Policía, Richard Ullger, ha afirmado que le "complace ver que los tribunales están adoptando una línea firme con estos conductores irresponsables que muestran una total falta de responsabilidad hacia los demás usuarios de la carretera".

    "Los agentes de la RGP seguirán aplicando una política de tolerancia cero y continuarán persiguiendo a los conductores ebrios, que son un peligro para ellos mismos y para nuestra comunidad", ha concluido.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas