Domingo, 28 de Febrero de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

El pacto de Nochevieja 'requiere nuevas negociaciones'

  • Barnier aborda el principio de acuerdo entre Reino Unido y España

    Uno de los asuntos a abordar será la supresión de la Verja. Foto Sergio Rodriguez
    Uno de los asuntos a abordar será la supresión de la Verja. Foto Sergio Rodriguez
    Noticias

    Habrá negociaciones para abordar el principio de acuerdo entre Reino Unido y España y serán conversaciones sensibles, especialmente en el asunto de las normas Schengen. El negociador jefe de la Comisión Europea para el Brexit, Michel Barnier,  concedía a varias cabeceras de medios de comunicación una entrevista tras finalizar las negociaciones entre la Unión Europea y Reino Unido. En dicho encuentro con la prensa, del que se hace eco El Confidencial, destacaba que  “desde el principio, decidimos mantener la unidad de los Veintisiete, operando sobre la base de los hechos, sin pasiones ni emociones, sobre la base de textos legales y números, nada más”.

    Una unidad que ha tenido en cuenta las prioridades y preocupaciones de los Estados miembros. “Como España y Gibraltar, o las bases aéreas en Chipre”, explica el negociador jefe. "Y precisamente Gibraltar fue un tema sensible para Barnier, porque España estuvo cerca de vetar el acuerdo del Brexit en 2018 por una polémica cláusula que podía interpretarse de forma contraria a los intereses españoles. Un incendio que finalmente se pudo apagar a tiempo con una declaración interpretativa vinculante, pero que le costó al francés cierto crédito en Madrid".

    Barnier ya no estará en Bruselas para vigilar el último tramo de las conversaciones, en las que Gibraltar tendrá un peso especial. Después de que España y el Reino Unido llegaran a un principio de acuerdo en la pasada Nochevieja, con la idea de “prosperidad compartida” para el Campo de Gibraltar y el objetivo de derribar la frontera al incluir la Roca en el área Schengen, toca el turno a la UE.



    Arcgisa - Capaña textil
    Arcgisa - Capaña textil


    España y el Reino Unido han acordado las líneas maestras del pacto, pero debe ser Bruselas la que materialice el texto y será la Unión Europea en su conjunto la que celebre el acuerdo con Londres. “Esto requiere nuevas negociaciones entre la UE y el Reino Unido, sobre las que por supuesto procederemos en total acuerdo con el Estado miembro afectado, que es España”, explica Barnier.

    “He leído la ambiciosa declaración, que establece principios. Tendrá que ser puesto en marcha y manejado de forma rigurosa, especialmente los asuntos relacionados con Schengen. España y el Reino Unido están familiarizados con las normas de la zona Schengen y tienen que ser aplicadas de forma apropiada”, aclaraba el negociador en su intervención ante los medios.

    La tramitación continúa ahora con que  “la Comisión Europea tiene que recibir el mandato negociador del Consejo, un mandato para implementar este acuerdo en un nuevo texto internacional válido. Después, la Comisión comenzará la negociación. Serán conversaciones sensibles, en particular, por las normas de Schengen. Todos los Estados miembros de Schengen tienen que ser consultados y estar de acuerdo. Nada es imposible, pero serán necesarias negociaciones cuidadosas, objetivas y precisas en todas la áreas que cubre el comunicado conjunto”.

    “Hay algunas cosas que son definitivas, finales, atadas al Brexit por su naturaleza”, señala Barnier. “Sobre eso, no estamos sorprendidos. Hay algunas cosas que han cambiado: los productos alimentarios, sea lo que sea o cualquier producto animal, por ejemplo, tienen que ser comprobados en ambos lados. Porque estamos ahora en dos áreas de regulación distintas, es una consecuencia del Brexit, no va a desaparecer ni suavizarse en las próximas semanas o meses. Los chequeos van a continuar para proteger la salud de los consumidores en los dos lados del Canal de la Mancha. Es una consecuencia mecánica del Brexit más que un problema a corto plazo de adaptación”.

     




  • Magazine empresarial
    Magazine empresarial