Sábado, 15 de Mayo de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

El petrolero ‘Adrian Darya 1’, antes ‘Grace 1’, salió anoche de Gibraltar

  • El petrolero 'Adrian Darya 1', antes 'Grace 1'. Foto NG
    El petrolero 'Adrian Darya 1', antes 'Grace 1'. Foto NG
    Noticias

    Anoche salió, rumbo al Mediterráneo, el superpetrolero ‘Grace 1’, ahora rebautizado como ‘Adrian Darya 1’ después de que Irán hubiera asumido su bandera y que confirmara la propiedad de la carga a nombre de la National Iranian Oil Company.

    De esta forma se aleja el riesgo medioambiental que suponía para el área del Estrecho, Bahía de Algeciras y Costa del Sol españolas la presencia de un buque con una carga de 2,1 millones de barriles de crudo, cuando se acercaba ya el tiempo de tormentas en la zona.

    Lo que no quedarán atrás, al menos de momento, son las tensiones diplomáticas creadas con Irán, España, Estados Unidos y, también, Reino Unido por las iniciativas, en ocasiones contradictorias, del Gobierno de Gibraltar en este asunto.

    Picardo reivindicó ante el Parlamento de Gibraltar su total responsabilidad por la interceptación el día 4 de julio del petrolero ‘Grace1’ bajo el argumento de que llevaba su carga de crudo a un puerto de Siria y contravenía las sanciones de la Unión Europea. Varios países señalaron que se había debido a presiones de Estados Unidos, quien mantiene un bloqueo permanente sobre el país persa. Irán, inmediatamente, negó que el buque fuera a Baniyas, adujo que ni siquiera el petrolero cabía allí y respondió con la interceptación, prácticamente idéntica, de un carguero británico, el ‘Stena Impero’.





    Representantes de los gobiernos de Londres y Teherán mantuvieron una reunión en el Foreign Office, a la que asistió Picardo, en la que se puso las bases para un acuerdo que salvara la cara a todas las partes y a Irán le permitiera recuperar el buque y su carga y al Reino Unido el buque y la carga del ‘Stena Impero’.

    Tras varias prórrogas judiciales en la detención del buque iraní en la costa de Gibraltar, con el capitán y sus oficiales durmiendo en un hotel gibraltareño y la tripulación en libertad, al final Irán ha podido mostrar sobre el papel que el buque es de su propiedad –de ahí el cambio de nombre—y que la carga no se dirige –al menos ahora—a un puerto de Siria.

    Pero el tercero en discordia, Estados Unidos, no ha aceptado de buen grado ese arreglo, que sí ha dado por bueno la autoridad judicial gibraltareña y Washington emitió una reclamación para incautar el buque antes de su puesta en libertad y, después, otra reclamación para su detención e incautación por cualquier agente del orden público.

    Ni a una ni a otra ha respondido ya Gibraltar y esta noche pasada el ‘Grace 1’, ahora ‘Adrian Darya 1’, abandonó el fondeadero rumbo al Mediterráneo hasta el puerto griego de Kalamata como primera etapa.




  • Banco de alimentos
    Banco de alimentos