Domingo, 4 de Diciembre de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Picardo se acoge a las esperanzas de Albares pero anuncia medidas si no hay acuerdo

  • Picardo en Londres. Foto InfoGibraltar
    Picardo en Londres. Foto InfoGibraltar
    Noticias

    El Ministro Principal de Gibraltar, Fabian Picardo, se ha acogido a las esperanzas del Ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel Albares, sobre un futuro tratado para la relación de Gibraltar con la UE, recordando que "todos nos comprometamos a conseguir un nuevo tratado que pueda dejar atrás los fantasmas del pasado". No obstante, ha anunciado que el Viceministro Principal, Joseph García, va a comunicar un aviso técnico preparatorio para un eventual resultado de no acuerdo.

    Esta declaración la ha realizado en su discurso por el Día de Gibraltar en Londres, donde ha recordado que en 2019, última vez que se celebró este evento, acababa de ganar las elecciones con una campaña orientada a abordar el final de la fase de retirada de la Unión Europea y el establecimiento de una nueva y futura relación con la UE. Algo que todavía no se ha producido.

    No obstante, Picardo ha centrado gran parte de su discurso en la economía, donde tras reconocer que las cuentas públicas de Gibraltar ya no cuentan con superávit, ha asegurado que están "trabajando duro" para salir del déficit y regresar a un saldo positivo lo antes posible.

    Igualmente, ha asegurado que están trabajando para salir de la lista gris del GAFI, afirmando que "podremos resolver en breve las cuestiones que nos llevaron a la lista gris, algo que esperamos en los próximos 12 meses".

    Este es el discurso de Picardo pronunciado en Londres:

    'Muchas gracias, Albert [referencia a Albert Isola, Ministro de Servicios Financieros de Gibraltar].

    Nuestros adversarios dicen que es el mejor Ministro de Servicios Financieros de nuestra historia. Y un análisis objetivo tiende a con?rmarlo, y mucho más si cabe.

    Después de lo que hemos vivido en los últimos treinta y seis meses, es un verdadero placer estar hoy con ustedes en un evento que normalmente es anual.

    Es realmente sorprendente pensar que nuestro último evento aquí fue hace tres años.

    Nos reunimos aquí en 2019, semanas después de haber ganado las elecciones generales de 2019.

    Nuestro manifiesto en esa campaña estaba orientado a abordar el final de la fase de retirada de la Unión Europea y el establecimiento de una nueva y futura relación con la UE.

    Y qué estimulantes eran los días en los que solo teníamos que preocuparnos por el Brexit.

    Por supuesto, ignorábamos que asistiríamos al que iba a ser el mayor desafío al que se ha enfrentado un Gobierno electo en la historia de Gibraltar.

    Una enfermedad humana transmitida por el aire que mataba a personas sanas.

    En esa época recibimos el que probablemente sea el mayor dividendo en nuestra relación con el Reino Unido.

    Las vacunas contra la Covid-19, que salvan vidas, fueron transportadas por vía aérea a Gibraltar por la Royal Air Force.

    En consecuencia, nos convertimos en el primer territorio en completar el programa de vacunación para toda la población.

    Aquellos que habían elegido con inteligencia hacer negocios en Gibraltar fueron los primeros en el mundo en poder seguir con sus negocios tras el confinamiento.

    En ese periodo, nuestra relación con el Reino Unido demostró ser, literalmente, un salvavidas para los gibraltareños y para los trabajadores del Peñón de todas las nacionalidades.

    Además, obtuvimos una garantía soberana del Tesoro de Londres para avalar un préstamo para el Covid de hasta 500 millones de libras.

    Esto fue tan insólito como relevante para Gibraltar, sobre todo ahora que los tipos de interés están subiendo mientras el presidente Putin añade de manera desaprensiva al impacto de la pandemia los estragos económicos de una guerra en Europa.

    Nunca me cansaré de dar las GRACIAS a nuestros amigos de King Charles Street [FCDO] y de los números 10 y 11 de Downing Street [Primer Ministro y Tesoro] por el apoyo que recibieron los gibraltareños en un momento tan peligroso y desafiante.

    Por supuesto, querrán saber cómo ha ido nuestra economía con estos vientos en contra.

    Pues bien, debido a todos los acontecimientos que les acabo de recordar, nuestras cuentas públicas, como es lógico, ya no tienen superávit.

    Estamos trabajando duro para salir del dé?cit y regresar a un saldo positivo lo antes posible.

    Pero nuestra economía está en marcha y sigue creciendo.

    Nuestra previsión para el PIB en 2021/22 es de algo menos de 2.600 millones de libras.

    Esta cifra es ya superior al PIB anterior a la pandemia y representa un aumento de 173 millones de libras o un crecimiento del 7,2% en términos nominales sobre la estimación final correspondiente a 2020/21.

    Los beneficios comerciales brutos de las empresas de Gibraltar crecieron un 10,5% durante el ejercicio.

    Y las rentas procedentes del empleo aumentaron un 3,6%, ya que el número de puestos de trabajo por cuenta ajena se incrementó un 3,0% a lo largo del año.

    De hecho, los niveles de empleo están donde nos encontrábamos antes de la pandemia.

    El empleo en el sector de los servicios financieros ha aumentado casi un tercio desde que formamos el Gobierno en 2011.

    En este sentido, nuestra reciente inclusión en la lista gris del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) ha sido, obviamente, una decepción.

    La decisión del GAFI tendrá un impacto en nuestro sector de servicios financieros, pero no creemos que esto afecte al empleo.

    No cuestionamos la imparcialidad en cuanto a la inclusión en la lista gris.

    Respetamos la decisión del GAFI.

    Pero la verdad es que no creemos que, objetivamente, Gibraltar merezca estar en otra lista que no sea la blanca.

    Trabajando con el GAFI, con el sector y con las fuerzas de seguridad, creemos sinceramente que podremos resolver en breve las cuestiones que nos llevaron a la lista gris.

    Estamos trabajando para que esto redunde en una pronta retirada de la lista, algo que esperamos en los próximos 12 meses.

    Porque como ha expuesto Albert, hemos sido claros desde el momento en que fuimos elegidos. El único futuro que contemplamos para Gibraltar es un futuro con los más altos estándares o regulaciones.

    Un futuro en el que Gibraltar cumpla las normas internacionales más exigentes.

    Un futuro en el que los que están en Gibraltar sean reconocidos como los más reputados y los mejores, como ya ocurre en nuestros sectores de seguros y juego online.

    Por lo tanto, estaremos a la vanguardia de las mejores prácticas internacionales, a la vez que mantendremos con firmeza y propiciaremos los atractivos de hacer negocios en Gibraltar.

    Aquellos establecidos en Gibraltar deben acudir a nuestra jurisdicción ?scalmente competitiva para añadir valor a los servicios que prestan a los clientes que atienden en otras jurisdicciones.

    No caeremos en la trampa de ser un lugar en el que se pueda evadir o se eluda cualquier requisito normativo.

    Pero mantendremos el crecimiento de Gibraltar como centro de negocios de primer nivel.





    Y el Reino Unido espera que se cumplan esas normas y esa competitividad de un socio al que ha seguido permitiendo un acceso privilegiado al mercado.

    Exactamente como los ex primeros ministros Cameron, May y Johnson acordaron hacer tras el Brexit.

    Exactamente como nos comprometimos con el exministro del Tesoro John Glenn.

    Exactamente como me comprometí con un exministro de Economía, un tal Rishi Sunak.

    Porque eso es lo que se espera también de Gibraltar.

    Y eso es lo que ha fortalecido nuestra relación con la moderna City londinense en el entorno post-Brexit.

    En este sentido, permítanme decirles que, después de diez años, confieso que este compromiso anual me ha parecido a menudo intimidante.

    Aquí se reúnen algunos de los principales profesionales de los servicios financieros de Gibraltar.

    Algunos de nuestras mentes más privilegiadas.

    También nos acompañan algunos de los mejores profesionales de la City de Londres.

    ¿Qué hace un político socialista cortejando a tan astutos y excelsos banqueros y profesionales de la City, se preguntarán?

    Pues ir más allá y detrás de las etiquetas y los estereotipos.

    Ignorando la política de silbato de perro que ha creado problemas en naciones de todo el mundo.

    Entendiendo que Gibraltar vende servicios de nivel internacional y que esos servicios crean puestos de trabajo en todas las capas de nuestra economía.

    Y que esos puestos de trabajo generen riqueza para todos los sectores y estratos de nuestra sociedad y de las comunidades que nos rodean.

    Por eso, con los problemas actuales de la carestía de la vida, es todavía más importante estar aquí.

    Para atraer y consolidar empresas y crear más riqueza para que nuestras ?nanzas públicas se fortalezcan más rápidamente y creemos más puestos de trabajo y tengamos un mayor arsenal para ayudar a los pocos que no pueden llegar a fin de mes.

    Eso es lo que hay que hacer.

    Porque ustedes saben, y les puedo asegurar que, en Gibraltar, siempre ha habido adultos al cargo desde la llegada del Gobierno Constitucional.

    Cada administración sucesiva ha comprendido, a su manera, la importancia de nuestra relación con Londres, tanto política como comercial, y la importancia de su sector para nuestro desarrollo socioeconómico.

    Por lo tanto, aunque no puedo predecir el futuro, puedo asegurar que seguirá habiendo una administración madura y racional en Gibraltar.

    Ni política de silbato de perro ni populismo.

    Eso no cala en el pueblo de Gibraltar.

    De hecho, puedo decir que me sorprendo a mí mismo al poder presumir de que ahora somos uno de los gobiernos más duraderos y estables de Europa, si no el que más.

    En tiempos turbulentos, nada mejor para uno de los territorios europeos más pequeños que la estabilidad, la e?ciencia y unas relaciones internacionales sólidas.

    Y ahí es donde esperamos posicionar nuestra futura relación con la UE y nuestra vecina España.

    Lejos de los fáciles eslóganes peyorativos del pasado.

    Hacia una relación madura y bien pensada que garantice la circulación fluida de personas a través de nuestra frontera.

    Creando, con su ayuda, aún más prosperidad compartida en Gibraltar y en la región que nos rodea.

    Más de cuarenta años después de que el general Franco impusiera por primera vez la restricción inicial de la circulación desde Gibraltar, podemos estar en la cúspide de un acuerdo histórico que espero reformule nuestra relación tanto con Europa como con la España moderna.

    Me hago eco de las esperanzas del Ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel Albares, de que todos nos comprometamos a conseguir un nuevo Tratado que pueda dejar atrás los fantasmas del pasado.

    Y me uno a nuestro Ministro de Asuntos Exteriores, James Cleverly, al decir que desempeñaremos nuestro papel para garantizar que cualquier acuerdo mejore la seguridad, fomente el comercio y genere prosperidad.

    Siempre, respetando y no traspasando las cuestiones importantes de cada parte en cuanto a soberanía.

    De hecho, consideramos que un tratado con la UE sería un imán para la inversión en Gibraltar y la región.

    Para que, finalmente, el arco iris de oportunidades que hemos observado tantas veces en la distancia entregue su esquiva olla de oro a todos en nuestro Peñón y nuestra región.

    Un tratado seguro entre el Reino Unido y la UE puede convertir a Gibraltar y la región que nos rodea en un pivote geopolítico hacia África, Europa, el Mediterráneo y el Atlántico medio.

    E incluso sin un tratado, habrá muchas cosas que podamos seguir haciendo con ustedes.

    Por supuesto, estamos planificando para todas las eventualidades y trabajando con la misma intensidad en todos los resultados potenciales.

    Esa es la única forma responsable de actuar y negociar.

    Y hoy el Viceministro Principal, el brillante Joseph García, va a comunicar un aviso técnico preparatorio para un [eventual] resultado de no acuerdo (Nota a redactores: esta nota técnica no se ha emitido todavía).

    Todos confiamos sinceramente en que estos avisos técnicos acumulen polvo en las estanterías durante muchos años.

    Así que sólo me queda agradecerles su apoyo durante todo el periodo de la pandemia y en la era post-Brexit.

    En el futuro, cada uno de nosotros añadirá valor a nuestros respectivos clientes y constituyentes trabajando juntos, sea cual sea el resultado de las negociaciones del Tratado entre el Reino Unido y la UE.

    Ahora le paso la palabra a nuestros mejores amigos de la Oficina de Asuntos Exteriores.

    El Subsecretario Permanente, Sir Philip Barton.

    Un ex vicegobernador de Gibraltar que conoce el terreno del Peñón mejor que la mayoría'.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas