Lunes, 21 de Septiembre de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

Quiebra una compañía de apuestas con sede en Gibraltar

  • La Comisión de Juegos de Azar británica confirma la suspensión de Addison Global

    imagen promocional de MoPlay
    Imagen promocional de MoPlay
    Noticias

    La compañía de apuestas Addison Global, con sede en Gibraltar, ha visto suspendida sus actividades al no ser capaz de cubrir las obligaciones financieras pendientes, incluso después de haberse presentado una propuesta de reestructuración concertada con las autoridades que el accionista dijo querer cumplir pero que no lo hizo.

    La licencia de Addison Global que opera bajo la marca Moplay, ha sido suspendida por la Comisión de Juegos de Azar del Reino Unido (UKGC) y esta misma comisión ha comenzado una revisión en virtud de los artículos 116 y 118 de la Ley de Juegos de Azar de 2005.

    "Hemos decidido iniciar una revisión porque sospechamos que Addison Global Limited ha violado una condición de la licencia (sección 120(1)(b) y es inadecuada para llevar a cabo las actividades autorizadas (sección 120(1)(d) de la Ley)", dijo un portavoz del UKGC. "Consideramos apropiado suspender la licencia con efecto inmediato en espera de la conclusión del examen”.



    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas


    La suspensión de la licencia prohíbe a Addison Global ofrecer servicios de juegos de azar a través de su sitio Moplay.co.uk en el Reino Unido, pero no impide que el operador devuelva los saldos pendientes a los clientes.

    Aunque el regulador británico espera que Addison Global responda con claridad a sus clientes respecto a las obligaciones contraídas, lo cierto es que de momento la compañía de apuestas no está cumpliendo y, de ahí, la razón principal para la suspensión de su licencia.

    “Es muy decepcionante –explica un comunicado del Gobierno de Gibraltar-- que el apoyo financiero prometido por el accionista no se haya materializado, ya que la empresa no ha recibido el apoyo financiero que se proyectaba recibir cuando obtuvo su primera licencia. Aunque los directores tendrán que abordar las cuestiones de solvencia, se ha decidido suspender las licencias pertinentes para proteger a los consumidores de cualquier otro perjuicio”.