Viernes, 21 de Febrero de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

El Reino Unido desautoriza la intención de Picardo para integrar Gibraltar en Schengen

  • Fabian Picardo
    Fabian Picardo
    Noticias

    El Gobierno del Reino Unido ya ha desautorizado la pretensión de Picardo acerca de integrar a Gibraltar en el espacio europeo de libre circulación Schengen, según ha informado la BBC citando un portavoz oficial: "El Reino Unido, incluido Gibraltar, no forma parte de la zona Schengen sin fronteras".

    "Después de nuestra salida –ha dicho el portavoz-- el Reino Unido negociará la futura relación con la Unión Europea en nombre de toda la familia británica, incluido Gibraltar. Trabajando en estrecha colaboración, los gobiernos del Reino Unido y de Gibraltar siempre han apoyado los acuerdos en la frontera con España que promueven la fluidez y la prosperidad compartida en la región".

    Como se sabe, el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ha expresado su deseo de que el Peñón esté integrado en el espacio Schengen, formado por 26 países europeos en los que los ciudadanos tienen libertad de tránsito sin pasaportes y ha adelantado su intención de que sea tema para las negociaciones del futuro acuerdo entre la Unión Europea y el Reino Unido. La importancia que este tema tiene para Picardo reside en que la mitad de la fuerza laboral de su economía reside en España y es fuertemente dependiente de la fluidez de su paso por la verja, cuestión que está en grave riesgo a partir del final de este año, cuando se agote el período transitorio del Brexit.





    El Reino Unido ya ha desautorizado la pretensión de Picardo y le ha recordado que es el propio Gobierno de Londres quien negocia para “toda la familia británica”, descartando también cualquier intento gibraltareño de establecer alguna negociación diferente para el Peñón con la Unión Europea.

    De hecho, según el decreto constitucional otorgado por el Reino Unido a Gibraltar en 2006, Londres mantiene el control completo de la seguridad, la defensa y las relaciones internacionales del Peñón, de acuerdo con su estatuto como territorio británico de ultramar y, por tanto, dependiente de sus decisiones.

    En este caso, además, los objetivos del Reino Unido y de Gibraltar resultan contrarios ya que mientras el Gobierno de Londres defiende el control de las fronteras y la aplicación de sus propias normas a la circulación de personas, bienes y servicios ajenas a las comunitarias, el Gobierno gibraltareño aspira a la mayor fluidez en el tránsito de la verja, dentro de la regulación europea.

    De esta forma, la pretensión de Picardo anunciada este fin de semana en prensa, le ha durado poco ya que Londres ha contestado, negativamente, de forma inmediata.




  • Manos Unidas