Miércoles, 12 de Mayo de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

El Reino Unido, dispuesto a pactar con Irán la devolución del petrolero cuyo abordaje reivindica Picardo

  • Tripulantes, oficiales y capitán han sido puestos en libertad

    Jeremy Hunt, ministro del Foreign Office británico
    Jeremy Hunt, ministro del Foreign Office británico
    Noticias

    El Reino Unido anunció ayer por la tarde por medio de su ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, que está dispuesto a liberar el petrolero ‘Grace One’ cuya interceptación asumió el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ante su Parlamento el día anterior. Hunt aseguró que espera garantías de que el petróleo no se dirige a Siria.

    "Vengo de hablar con el ministro de Exteriores [iraní, Mohamad Javad] Zarif [...]. Le aseguré que nuestra preocupación es el destino y no el origen del petróleo que va en el 'Grace One' y Reino Unido facilitaría su liberación si tenemos garantías de que no iba para Siria", manifestó Hunt. Según el titular del Foreign Office, Zarif le aseguró que quería resolver el problema y que Irán no busca una escalada de tensión.

    Esta posibilidad ha sido confirmada también por el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, aunque en este caso volviendo a asumir el protagonismo del caso. Según un comunicado del Gobierno de Gibraltar, Picardo afirma que “el ministro (se refiere al ministro británico Hunt) me llamó antes de hablar con el ministro de Exteriores de Irán, Javad Zarif. Por lo tanto, le pedí que aclarara ante las autoridades iraníes, en mi nombre, que todas las decisiones tomadas por Gibraltar con respecto a la detención del ‘Grace One’ lo fueron, exclusivamente, basándonos en el destino sirio del barco, la refinería de petróleo de Baniyas, que está sujeta a las sanciones de la UE, y sin tener en cuenta el origen de su carga”.

    La nota oficial del Gobierno de Gibraltar sigue mostrando a Picardo como el responsable de todas las decisiones en el asunto ‘Grace One’, desde su interceptación con fuerzas militares británicas hasta la decisión de pactar la liberación del petrolero, y se reafirma en que el destino de la carga era la refinería siria de Baniyas.





    No obstante, según la versión del comunicado gibraltareño es, otra vez, Picardo quien le pide al ministro británico Hunt que alcance un acuerdo con Irán: “También le pedí al ministro que comunicara a las autoridades iraníes que Gibraltar seguía decidido a hacer cumplir las sanciones de la UE contra Siria a través de nuestros procesos judiciales, pero que estaríamos dispuestos a facilitar la entrega de los activos retenidos a un reclamante legítimo si consideramos suficiente garantía de que no iría a Siria ni a ninguna entidad sancionada en virtud de las regulaciones pertinentes de la UE”.

    Ahora, Fabian Picardo, no sólo está dispuesto a liberar el petrolero según dice en el comunicado oficial, sino que “hice, además, hincapié en que el ministro (Hunt) podría sugerir que me encantaría encontrarme en Londres o Gibraltar con cualquier funcionario relevante de la República Islámica de Irán que deseara discutir o aclarar estos asuntos. Considero que esta puede ser una forma útil de asegurar cualquier malentendido adicional en cuanto a las motivaciones de nuestras acciones con respecto al ‘Grace One’ y a su carga”.

    El giro en los acontecimientos no puede resultar más inesperado ni las diferentes versiones del Foreign Office y el Gobierno de Gibraltar, sobre la gestión y responsabilidad del caso ‘Grace One’, más sorprendente.

    Los detenidos, en libertad

    Por otra parte, el capitán del barco y los tres oficiales que permanecían detenidos en la Comisaría de la RGP fueron puestos en libertad, según informó la propia Policía de Gibraltar. Los demás tripulantes del petrolero también habían sido liberados previamente y sin cargos.




  • Banco de alimentos
    Banco de alimentos