Sábado, 28 de Enero de 2023
Twitter
Facebook
Youtube

El Reino Unido intercepta un petrolero en aguas del Estrecho por las sanciones internacionales

  • La operación militar tiene objetivos económicos y jurídicos

    El Grace One en una imagen de archivo
    El Grace One en una imagen de archivo
    Noticias

    El Reino Unido ha llevado a cabo, esta madrugada, una operación militar en aguas del Estrecho para apresar un petrolero de bandera panameña que había cargado crudo en un puerto iraní, con posible destino a Siria y que incumplía sanciones internacionales. La actuación tiene objetivos económicos y jurídicos, no sólo por las sanciones comerciales, sino por la pretendida autoridad que asume el Gobierno de Gibraltar de cara a la Unión Europea.

    Un comando de los Royal Marines abordó al petrolero Grace One hacia las dos de esta madrugada, en una operación en la que los servicios policiales, aduaneros y portuarios de Gibraltar prestaron distintos tipos de apoyo, según informó el Gobierno gibraltareño. El buque ha quedado fondeado en una posición aproximada a las 2,5 millas náuticas de Punta Europa, el punto más al sur del peñón, en aguas ya del Estrecho.

    El Grace One está afectado por varias sanciones internacionales, principalmente el bloqueo estadounidense al comercio iraní, ya que el petrolero había hecho su carga de 2 millones de barriles en un puerto de Irán. Pero también podría estar afectado por las sanciones de la Unión Europea sobre el comercio con Siria, en caso de que se confirmara, como alega el ministro principal gibraltareño Fabian Picardo en un comunicado, que el destino final es la refinería siria de Banyas.





    Esta cuestión es importante ya que Alemania, Francia y el propio Reino Unido habían desarrollado un instrumento de pago por intercambio con Irán, el Instex, que pretendía salvar el bloqueo que Estados Unidos aplica al comercio con ese país. Pero la confirmación de que el destino de la carga sería Siria supone que ya no sólo afectaría a las sanciones estadounidenses, sino también a las europeas.

    En cualquier caso, Estados Unidos ha debido mostrarse muy interesado en la interceptación de este petrolero y su carga porque, además de confirmar sus sanciones a Irán, es un golpe al instrumento de intercambio comercial europeo-iraní, el Instex. Por otra parte, aunque el petrolero es de bandera panameña, no está claro quién es el armador ni el propietario de la carga y se especula con que los intereses rusos podrían estar relacionados con el mismo.

    El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ha hecho una declaración en la que afirma que enviará escritos a los presidentes de la Comisión y Consejo de la Unión Europea, con detalle de “las sanciones que hemos hecho cumplir”. Con esta actuación, el representante del gobierno gibraltareño asume una autoridad comunitaria en la zona que, de momento, no está reconocida.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas