Miércoles, 27 de Enero de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

La UE da un ultimátum a Londres por los residuos radiactivos en Gibraltar

  • Plazo de dos meses, antes de acudir al Tribunal de Justicia Europeo

    Cartel de residuos radiactivos
    Cartel de residuos radiactivos
    Noticias

    La Comisión Europea ha enviado este jueves un ultimátum a Reino Unido para que cumpla plenamente las reglas europeas sobre combustible nuclear gastado y residuos radiactivos en Gibraltar, lo que da un plazo de dos meses a Londres para reaccionar antes de que Bruselas decida si lleva el caso ante el Tribunal de Justicia de la UE, según informa la agencia Europa Press.

    El aviso tiene la forma de un dictamen motivado, que es la segunda fase en un procedimiento de infracción, y advierte a las autoridades británicas de que no han trasladado correctamente todas las normas de esta directiva a la legislación que se aplica en el Peñón. Según ha recordado el Ejecutivo comunitario en un comunicado, los residuos radiactivos se generan por la producción de electricidad en centrales nucleares, pero también por los usos no energéticos de materiales radiactivos para fines médicos, de investigación, industriales o agrarios, por lo que todos los Estados miembros generan este tipo de residuos y se han fijado un marco común que garantice la gestión responsable de los mismos.

    Por ejemplo, las reglas obligan a los países a elaborar y aplicar programas nacionales para la gestión de todo el combustible nuclear gastado y los residuos radiactivos generados en su territorio, desde la generación al almacenamiento definitivo, con el objetivo de proteger a la población de los riesgos derivados de las radiaciones ionizantes.

    La directiva en cuestión debió ser transpuesta a las legislaciones nacionales a más tardar en agosto de 2013 y presentar a Bruselas sus primeros programas nacionales como máximo dos años después, en agosto de 2015.





    Dentro del paquete de procedimiento de infracción de diciembre se ha emitido "un dictamen motivado al Reino Unido por no transponer correctamente determinados requisitos de la Directiva 2011/70/Euratom del Consejo, de 19 de julio de 2011 , por la que se establece un marco comunitario para la gestión responsable y segura del combustible nuclear gastado y de los residuos radiactivos.

    Los residuos radiactivos se generan por la producción de electricidad en centrales nucleares, pero también por los usos no energéticos de materiales radiactivos para fines médicos, de investigación, industriales o agrarios. Esto significa que todos los Estados miembros generan residuos radiactivos. La Directiva establece un marco comunitario para asegurar la gestión responsable y segura del combustible nuclear gastado y de los residuos radiactivos, con el fin de lograr un alto nivel de seguridad y evitar imponer cargas indebidas a las generaciones futuras.

    En particular, según consta en las decisiones de la Comisión Europea, se exige a los Estados miembros que elaboren y apliquen programas nacionales para la gestión de todo el combustible nuclear gastado y los residuos radiactivos generados en su territorio, desde la generación al almacenamiento definitivo. El objetivo es proteger a los trabajadores y a la población de los peligros derivados de las radiaciones ionizantes.

    Los Estados miembros debían transponer la Directiva a más tardar el 23 de agosto de 2013 y notificar sus programas nacionales por primera vez a la Comisión el 23 de agosto de 2015 a más tardar. Los Estados miembros afectados disponen de dos meses para responder a la Comisión; de lo contrario, a falta de una respuesta satisfactoria, la Comisión podría llevar al Reino Unido ante el Tribunal de Justicia de la UE.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas