Lunes, 19 de Agosto de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

Una encuesta del Telegraph dice que la mayoría de británicos quieren un Brexit “por cualquier medio”

  • Un tribunal acepta una reclamación contra los planes de Johnson

    Boris Johnson
    Boris Johnson
    Noticias

    La cercanía del Brexit tensa la situación en Reino Unido y mientras los ciudadanos se alinean, según una encuesta de Telegraph, con las intenciones de Johnson para salir de la Unión Europea “por cualquier medio”, un grupo de parlamentarios ha conseguido que un tribunal admita una reclamación contra los planes políticos de Boris Johnson para evitar el control de los Comunes.

    Según la encuesta de Daily Telegraph publicada ayer, la mayoría de los británicos creen que Boris Johnson debe dirigir la salida de la Unión Europea “por cualquier medio”, incluso si eso implica la suspensión del Parlamento.

    La encuesta de ComRes reflejó que el 54% de los encuestados estaba de acuerdo con la siguiente afirmación: “Boris (Johnson) tiene que resolver el Brexit por cualquier medio, incluyendo la suspensión del Parlamento si es necesario, con el fin de evitar que los parlamentarios lo detengan”. En cambio, el 46% no estuvo de acuerdo con esta afirmación.

    La misma encuesta, en línea con otras anteriores, refleja un aumento en los apoyos del Partido Conservador, una vez resuelto su liderazgo y adoptada una línea dura respecto al Brexit. Los conservadores habrían obtenido un 31% de los apoyos frente al 27% de los laboristas.



    caritas

    Las maniobras políticas llegan a los tribunales

    Un tribunal escocés ha aceptado a trámite la reclamación de un grupo de lores y diputados que pretenden evitar la suspensión del Parlamento en caso de que las cámaras bloqueen el Brexit, de acuerdo con las amenazas de los portavoces de Downing Street y que no han sido desmentidas por Boris Johnson.

    La segunda semana de septiembre será determinante en este juego de maniobras políticas y el primer ministro británico espera, para entonces, una moción de censura a la que podría responder con un adelantamiento electoral, pero para después de que se produzca la salida de Europa.