Lunes, 15 de Julio de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

El Ayuntamiento de La Línea libera al Domingo Rociero del reggaeton

  • El alcalde decreta un bando por el cual solo sonará música rociera y flamenca

    El Domingo Rociero será más rociero y flamenco que nunca
    El Domingo Rociero será más rociero y flamenco que nunca
    Noticias

    El alcalde de La Línea, Juan Franco, ha dictado un bando con motivo de la celebración del Domingo Rociero y de la cabalgata que tendrán lugar durante la Velada y Fiestas de La Línea de la Concepción. Como novedad, el consistorio linense ha aclarado que durante el Domingo Rociero, el próximo 14 de julio, solo podrá sonar música rociera, flamenca o similar en el centro de la ciudad.

     

    Para la popular cabalgata del sábado 13 de julio, queda totalmente prohibida la reserva de zonas ante del viernes 12 de julio. Dicha reserva nunca podrá ser con marcas, cintas adhesivas o pintura en la vía pública. Cualquier objeto será considerado en abandono y retirado por el departamento de limpieza.

     



    Unicef

    Se recuerda, además de cara también al Domingo Rociero, que está prohibido arrojar a la vía pública toda clase de productos, sólidos o líquidos, así como la utilización y abandono de carros de la compra de hipermercados o similares, y satisfacer las necesidades fisiológicas en la calle. A este respecto, el ayuntamiento instalará aseos públicos portátiles en los lugares de mayor concurrencia de personas.

     

    Para aquellos establecimientos a los que se haya otorgado autorización para instalar barras, puestos y similares, la ocupación de vía pública será en aquellas calles que permanezcan cerradas al tráfico de vehículos. Se recuerda que la instalación de barras no es compatible con la de mesas y sillas, por lo que estas deberán ser retiradas hasta la hora en que se desinstalen las barras (21.00 horas). La ocupación de las barras deberá dejar acceso a los servicios del local por parte de los consumidores.

     

    El alcalde ha pedido a los vecinos y visitantes "que hagan muestra de civismo y respeto por los demás en la pacífica celebración de estas fiestas". La Policía Local vigilará la aplicación de estos preceptos, cuyos posibles incumplimientos podrán ser sancionados con multa de hasta 700 euros. Para cualquier otro acto sancionable se estará a lo establecido en la legislación correspondiente.