Lunes, 21 de Septiembre de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

Un grupo de linenses compra ropa a los ancianos de Alcalá que están en el Burgo

  • Entre la ropa donada se encuentran varios pijamas
    Entre la ropa donada se encuentran varios pijamas
    Noticias

    Que La Línea es una ciudad solidaria y no responde a la imagen que dejó en toda España por culpa de un grupo de desaprensivos el pasado martes, cuando llegaron más de una veintena de ancianos procedentes de Alcalá del Valle era algo que ya se sabía. Pero hay gestos que lo ponen de manifiesto.

    Uno de ellos lo ha protagonizado un amplio número de personas del municipio, quienes han preferido mantener el anonimato, al donar varias prendas de ropa a los ancianos que en éstos días están siendo atendidos en la Residencia Tiempo Libre de La Línea. Estas personas realizaron con fondos propios una compra en un conocido centro comercial de la localidad que, ellos mismos, han hecho llegar a dichas instalaciones.

    Junto a la donación de la ropa, este grupo de solidarios linenses entregaron a los ancianos un escrito dándoles la bienvenida a la ciudad. Este es el escrito íntegro:

    Bienvenido abuelo, abuela.



    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas


    Somos un grupo de personas de La Línea de la Concepción que quiere recibirte con cariño en nuestro pueblo. No hemos podido recibirte con un abrazo, como nos hubiera gustado, así que, te hacemos un regalo que te hará sentir el calor de la amistad.

    Te mereces el respeto de todos los que te rodean, porque has recorrido una vida trabajando, cocinando, enseñando, educando, cuidando de los menores y de los mayores, poniendo los ladrillos que han construido el futuro en el que vivimos ahora.

    Te damos la bienvenida porque nuestro pueblo es acogedor. Te damos la bienvenida porque no has hecho nada para no merecerlo. Te damos la bienvenida porque, en estos momentos difíciles, o nos apoyamos todos, o muchos se quedarán por el camino, y no queremos que eso suceda. Te damos la bienvenida para aliviar el dolor de la soledad y la separación.

    Te deseamos una estancia agradable en nuestro pueblo, que es tu pueblo, y queremos que, un día cuando lleguemos a la edad del júbilo como tú, nadie pueda decir que no hemos honrado a nuestros mayores.

    Eres nuestro abuelo, nuestra abuela, no de sangre, pero si de corazón, y de corazón te mandamos un beso y un abrazo.




    Noticias relacionadas con: Coronavirus y Solidaridad