Viernes, 1 de Julio de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Izquierda Unida y Podemos acusan a Juan Franco de mentir a los linenses

  • Responsables de Unidas Podemos en La Línea. Foto: NG
    Responsables de Unidas Podemos en La Línea. Foto: NG
    Noticias

    A través de una nota de prensa remitida a los medios de comunicación, Izquierda Unida y Podemos La Línea han acusado al alcalde linense, Juan Franco, y a su partido La Línea 100x100 de trabajar "exclusivamente por sus intereses mintiendo reiteradamente al pueblo de La Línea en 2021". Este es el comunicado íntegro de ambas formaciones políticas. 

    La mayoría absoluta de la que goza Juan Franco y su equipo de gobierno durante esta legislatura está permitiendo que el rodillo de los 21 concejales de La Línea 100x100 avale una mentira tras otra a la ciudadanía linense. Mentiras que conforme pasa el tiempo se acumulan y agravan sin resolverse porque el único objetivo son las próximas elecciones municipales.

    Empezó el año con una ampliación vergonzante al contrato de concesión de saneamiento, alcantarillado y depuración a Aqualia en nada menos que 15 años y cuando aún faltan 6 para la finalización del actual. Juan Franco nos ha vendido de nuevo las excelencias que nos va a traer esta multinacional gracias a esta ampliación, pero la realidad es que el servicio lleva décadas siendo muy deficiente y lo peor es que él lo sabe.

    Desde el 2020 ¿Cuántas veces nos ha anunciado una bajada en el recibo del agua que nadie hemos podido ver hasta ahora? Un alcalde que no lucha por la remunicipalización de un servicio básico para el pueblo como es el agua y que apoya y defiende a una multinacional, no solo miente al pueblo que dice defender, sino que le está traicionando.

    Nos miente el alcalde una y otra vez al hablar de recuperación y buena gestión económica, pero según la AIREF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, la Línea de la Concepción se mantiene en “riesgo alto” de sostenibilidad económica con el agravante que nuestra ciudad ha sido calificada con incertidumbre puesto que el Ayuntamiento no ha aportado toda la información solicitada. ¿Por qué no aporta Juan Franco toda la información y documentación requerida por la AIREF?

    Nadie se atrevería a hablar de buena gestión económica cuando amplías el plazo de amortización de la deuda en cinco años, (hasta 2050) con el aumento en pago de intereses que esto conlleva. Solo nuestro alcalde se atreve a hablar de buena gestión tras la privatización del servicio de alumbrado público, la limpieza de colegios, las playas, los jardines, mantenimiento de vías públicas y hasta el cementerio municipal. Si todo lo está privatizando nos preguntamos en Izquierda Unida y Podemos, qué está gestionando nuestro alcalde.





    Si Juan Franco hablaba a finales de 2020 de 4’5 millones de euros el coste de la licitación del nuevo estadio municipal, en octubre indicaba que ascendería a 5’8 Millones pagados íntegramente por el ayuntamiento, ahora en diciembre confirma que superará los 7 millones de euros.

    ¿Nos ha mentido todo este tiempo sabiendo desde el principio que el coste superaría ampliamente los 4’5 millones? ¿Será por ello por lo que Diputación se retira del apoyo económico a este proyecto con la excusa que no puede subvencionar proyectos con carácter plurianual? Y lo que es peor, en un año el presupuesto de reforma y construcción del estadio ha aumentado en 3 millones de euros, ¿Cuánto supondrá para las arcas municipales realmente este estadio? Impúdico e indigno que una ciudad con nuestras necesidades se gaste semejante cantidad de dinero, y nuestro alcalde nos lo quiera vender como ejercicio de “ingeniería financiera”?

    Tanto el alcalde como todo su equipo de gobierno mienten a la ciudadanía vendiendo una y otra vez que trabajan para todo el pueblo cuando nuestras barriadas chillan en silencio el olvido al que están sometidas. Para ellas no llegan los planes de peatonalización, mantenimiento, limpieza, vivienda social o incremento de zonas verdes.

    Al contrario, Juan Franco está ampliando profundamente la brecha entre el centro, siempre favorecido y los barrios más olvidados. Por no hablar de los comerciantes ambulantes exiliados tras el bulevar viendo como se hunden sus ventas.

    Que a pesar del enorme sueldo que cobran en Diputación el alcalde o el teniente alcalde Mario Fernández hayan cobrado por asistir a plenos telemáticos o que la concejala Mercedes Atanet haya mentido reiteradamente informando que el alumbrado de Julio y el navideño serían a coste cero cuando se ha sabido que se ha acercado a 100.000 euros son una nueva muestra del engaño a la ciudadanía.

    Por no hablar de la gran mentira con la que se presentaron a las elecciones, la autonomía de La Línea. Juan Franco probablemente hará hasta un referéndum, pero sabe desde un principio que es imposible legalmente por lo que mantener en el tiempo esta mentira es jugar con los sentimientos de una parte de la población que le votó creyéndole.

    Mentiras y más mentiras a nuestro pueblo por parte de Juan Franco y su equipo de gobierno demostrando, cada vez más, su demagogia y populismo trabajando con un único objetivo, las elecciones municipales de 2023.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas