Miércoles, 31 de Mayo de 2023
Twitter
Facebook
Youtube

Juan Franco: "La Línea no puede volver a las manos que la llevaron a la ruina"

  • Juan Franco, posando para la entrevista de Noticias Gibraltar. Foto: Sergio Rodríguez
    Juan Franco, posando para la entrevista de Noticias Gibraltar. Foto: Sergio Rodríguez
    Noticias

    Juan Franco afronta sus terceras elecciones como candidato a la alcaldía de La Línea de la Concepción por su partido, La Línea 100x100.

    Asegura que mantiene "intacta" la ilusión y que el municipio está en un momento "clave", por los muchos proyectos que se han iniciado, por los que ya se ha ejecutado y porque entiende que el futuro de la ciudad está en manos de personas “enamoradas de La Línea” que no quieren llegar al Ayuntamiento como trampolín a otras administraciones públicas. 

    Durante la entrevista, encontramos a un Juan Franco “satisfecho” con el trabajo realizado y convencido de que, por ello, los linenses volverán a decantarse mayoritariamente por su opción. 

    - ¿Se le han pasado muy rápido estos ochos años? 

     Pues la verdad es que sí. Si miras hacía atrás da un poco de vértigo. El día a día, el trabajo, la agenda... El tiempo pasa volando. Pero si paras un momento te das cuenta del tiempo que ha pasado, las cosas que se han conseguido y los muchos proyectos que quedan. La ílusión sigue intacta a pesar de los años, eso sí lo puedo afirmar. 

     - ¿Qué es lo más duro de ser alcalde? 

     Yo creo que la pérdida de intimidad es total. Sin ir más lejos, hace unos días estuve en la boda de un amigo y hasta en ese tipo de celebraciones se te acerca gente que te pregunta por los baches, por problemas de alcantarillado o por la obra del Estadio Municipal. Hay veces que la gente no comprende que también eres persona y que hay momentos en los que necesitas desconectar. A veces es complejo gestionar la vida privada de una persona que tiene un cargo como el mío, pero por supuesto que no es un problema que únicamente me afecte a mí. Los cargos políticos que me estén leyendo también tendrán seguro la misma sensación. 

    - También tendrá cosas buenas... 

    Sí, claro. El cariño de la gente es muy grande. Y también he notado que muchas personas que estaban desapegadas de la política se han acercado a ella y han recuperado la ilusión porque se sienten identificadas con lo que estamos haciendo. Y en relación a lo anterior, a lo de la intimidad, también he de decir que es habitual estar desayunando o paseando por la calle y que venga alguien con respeto, a felicitarte por el trabajo que estás haciendo. Eso es reconfortante. También ser alcalde de La Línea me ha permitido vivir momentos históricos que me los voy a guardar toda la vida.  

    - ¿Qué diferencias han existido entre su primer y su segundo mandato? 

    Muchas. En el primer mandato había un alto componente de ilusión. Éramos un grupo de personas que nada teníamos que ver con la política y que dimos el paso para cambiar la ciudad. Hicimos un buen equipo de trabajo y conseguimos despertar a una ciudadanía pasiva y que pensaba que la ciudad no tenía solución. En esos primeros cuatro años creo que hicimos una gestión seria y responsable. El segundo mandato, sin perder esa cercanía con la gente, ha sido mucho más profesional. Se está sacando un alto rendimiento de todos los proyectos que tenemos en marcha. Y claro, espero un tercer mandato para seguir mejorando la ciudad que tenemos.  

     - En relación al último mandato, ¿se han sacado adelante proyectos que pueden marcar el futuro de la ciudad, no? 

    Indudablemente. Partíamos de la base de un plan estratégico que habíamos diseñado para La Línea, divido en tres fases. Primero de todo había que encauzar la situación económica y creo que lo estamos consiguiendo. Este año vamos a terminar con una reducción de deuda de 50 millones de euros desde que llegamos al gobierno municipal. Estamos pagando deuda, pagando nominas a los trabajadores los días 29 ó 30 del mes y pagando a proveedores en menos de 15 días. Esta situación ha conllevado una importante mejora de los servicios públicos, que son infinitamente de más calidad que en 2015 en materia de limpieza, parques y jardines o mantenimiento urbano. Y el reto está ahora en seguir potenciando esos servicios, que era la segunda fase del plan del que le hablaba. Y el tercer punto era la búsqueda de un futuro para esta ciudad y lo vamos a conseguir mediante el PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) que lo tenemos a punto de aprobar. Es una herramienta fundamental, porque van a ponerse en valor muchos suelos que no podíamos tocar hasta ahora, además de resolver importantes problemas urbanísticos que llevan estancados desde hace décadas. Insisto, no incurro en la euforia, pero estamos haciendo un nuevo estadio de futbol, un nuevo Mercado, hemos hecho una plaza de toros, hemos reflotado el Teatro la Velada, estamos arreglando precisamente toda la barriada de la Velada, hemos empezado ya con la revitalización de la Atunara... 

    - ¿Y les quedan proyectos por iniciar? De los que ve la gente, me refiero. 

     Muchos. De hecho, al corto plazo, podemos hablar de un nuevo estadio de atletismo, nueva galería de tiro, un centro de tecnificacion náutica-deportiva, nuevo pablellón en la zona de Punta Ribot, más planes de asfaltado, más calles peatonalizadas, intentaremos fomentar la vivienda publica... Vamos a tratar de dar un salto cualitativo en nuestros proyectos. Tenemos un plan de ciudad y un horizonte. Nada obedece a la improvisación.  

    - Hablando de economía, ¿cuando podrá el Ayuntamiento de La Línea tener su deuda a cero? 

    Si todo va bien, como ahora, yo calculo que en unos veinte años. Y es una previsión real. Hemos firmado en diciembre una nueva operación de tesorería para la amortización de siete millones de euros de deuda. Y más o menos esa es la media de lo que estamos quitándonos de encima desde que llegamos a la alcaldía. Si seguimos con ese ritmo, que estoy seguro de que así será, y teniendo en cuenta que tenemos la deuda actualmente en 132 millones de euros podemos calcular, como antes le decía, que en unos veinte años podríamos estar a cero. 

     - ¿Y cuando eso suceda, qué? 

     Pues habremos conseguido algo histórico. Pagar la deuda del Ayuntamiento sería el mayor logro de esta ciudad. Porque además podríamos afrontar otros proyectos y otros objetivos. 

     - Hablemos de La Línea 100x100. ¿Qué queda de ese partido que nació como una plataforma a principios de 2015? 

    El partido está vivo y contamos con 90 afiliados en estos momentos, el doble de lo que teníamos hace cuatro años. Viene gente nueva, con ilusión y con ganas de aportar. Y hay otras personas que han decidido dar un paso al lado como Helenio Fernández, al que le estaré agradecido de por vida por todo lo que ha hecho por el partido. Estamos vivos, con ganas y con mucha fuerza. Tenemos que seguir creciendo y vamos a adaptarnos a los tiempos, pero en realidad ya lo hemos hecho porque hemos competido contra grandes partidos como el PSOE y el PP y además con responsabilidades en instituciones tan importantes como la Diputación de Cádiz y la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar. Hemos demostrado ser socios fiables, serios y responsables. Creo que La Línea 100x100 está en un gran momento y es un partido con futuro. 

    - Le quería preguntar precisamente por eso, ¿cómo valora la acción de gobierno conjunta, con el PSOE, en Diputación y Mancomunidad? 





    Muy positiva. En Diputación, el acuerdo lo cerramos en verano de 2019 con Juan Carlos Ruiz Boix, que no era presidente en ese momento pero asumió esa negociación y salió bien. Entre otras cosas porque él y yo tenemos una magnífica relación política y personal. Le encasillo en un principio de realidad política total. Aun así, una primera parte del mandato fue con Irene Garcia como presidenta, con la que la relación también fue magnifica. Irene es una persona seria, responsable, trabajadora y nada sectaria. Fue un honor trabajar con ella, porque fue un ejemplo a seguir en todos los aspectos. Luego llegó precisamente Ruiz Boix a la presidencia, con la inteligencia de mantener una política continuista con su sello propio, pero con los mismos éxitos. Y hemos trabajado muy a gusto con él. El mandato ha sido muy satisfactorio. Y en Mancomunidad, con el propio PSOE, pues un tanto de lo mismo la verdad. 

    - Ante tanto elogio al PSOE, no se entendería que pactara con otra fuerza política si es que le salen las cuentas de nuevo... 

    A ver, no sé qué va a pasar en las elecciones. Pero lo que está claro es que una vez que sepamos los resultados actuaremos en consecuencia. Lo mismo a ellos no les hacemos falta o lo mismo solo nos salen las cuentas para gobernar con el PP. Somos gente fiable, seria y leal. En el primer mandato gobernamos en La Línea con el PP y en Mancomunidad apoyábamos también al PP. Y ahora, en este ultimo mandato, hemos gobernado con el PSOE. Creo que ninguno de los dos partidos, en materia de pactos, puede tener ninguna queja de nosotros. Por lealtad claro que hablaremos con el Partido Socialista antes que con nadie. Sobre todo porque nos ha ido muy bien con ellos. 

    - Ha sido muy importante, para La Línea, esos pactos en administraciones supramunicipales y ya le he escuchado decir que para repetir esos acuerdos, necesita una importante mayoría el 28 de mayo. 

    Encuestas no tenemos. En la calle percibimos buenas sensaciones pero muchas personas creen que las elecciones están ganadas, incluso gente que nos vota a nosotros, y se puede caer en el gran error de una relajación que lleve a la gente a quedarse en casa y no votar. Eso no sería bueno. Aquí las elecciones se gana en las urnas. Tenemos que movilizar a todo el mundo para que vote, porque es importante para La Línea. Necesitamos una participación alta. Aquí no hay nada hecho y puede pasar de todo, pero está claro que queremos ganar y repetir resultados para seguir contando con dos diputados provinciales, que han supuesto más de 8 millones de euros extraordinarios en nuestras cuentas municipales. 

    - Volvamos a la política local. A pesar de todo lo que está comentando, en La Línea hay baches, calles sucias, aceras rotas y otras muchas cosas que corregir. ¿Por qué no lo hace? 

     Porque para eso hacen falta muchos más recursos económicos de los que tenemos actualmente. Te pongo un ejemplo, si quisiera utilizar el dinero del nuevo estadio para arreglar toda la barriada del junquillo no podría, porque cada partida tiene un destino y un fin que no elijo yo. Hay problemas y cosas a mejorar, sí. A mí no me tiene nadie que enseñar la realidad porque yo me pateo la calle y cualquier vecino me ve por todos los rincones de la ciudad.  Hay que seguir trabajando en ello. Pero es verdad que para mejorar el servicio de limpieza tendríamos que tener una plantilla con más trabajadores y eso conlleva más costes que no nos podemos permitir, a no ser que subamos los impuestos municipales. Pero por ahí no paso, porque demasiado pagamos ya todos los linenses... 

    - ¿Lo achaca entonces a una situación meramente económica y no de mayor o menos capacidad de gestión? 

    Absolutamente. Con los recursos que tenemos a nuestra disposición, no es fácil ofrecer un mejor servicio. Esto es como el alumno que saca un 7 pero podría sacar un 10, es cierto... Pero es que el niño hace dos días no sabía ni leer ni escribir... Ahora mismo hay mucha gente que visita La Línea y que nos felicita porque los niveles de limpieza son muy decentes. Pero también es verdad que el nivel de exigencia que tenemos es muy alto... 

    - Sobre esto último, ¿cómo valora el papel de la oposición? 

    Realmente ridículo. Han estado cuatro años rascándose la barriga y sin embargo antes de las elecciones, viene ahora el PSOE con más de cien peticiones de documentación en los ultimos tres meses... Es increíble. Han tenido un funcionario adscrito que en cuatro años ni lo he visto por el Ayuntamiento. Han trabajado poco y mal. Son personas que únicamente se mueven por un interés a un cargo, como la candidata del PSOE que no tiene el más mínimo interés en ser alcaldesa de la ciudad. Ya lo fue y su gestión fue la peor de la historia de La Línea. 

    - Cuando le dicen que ha mentido a la ciudadanía con su idea de Ciudad Autónoma, ¿qué tiene qué decir?  

     Pues que no tienen ni idea de lo que están hablando. Nosotros estamos cumpliendo minuciosamente con lo que prometimos. Que nadie se olvide que lo que pedimos es solicitar autorización para realizar una Consulta Popular, y a tenor de esos resultados iríamos a los órganos constitucionalmente habilitados para saber si podemos avanzar en ese proyecto. El Estado nos impidió esa consulta y hemos acudido al Tribunal Supremo. Estamos a la espera. 

    - ¿Por el camino no se ha encontrado con ninguna alternativa que le aparte de esa idea? 

    Ninguna. Es decir, los que me llaman mentiroso, que la mayoría tienen responsabilidades de gobierno, no proponen ninguna alternativa a lo que hemos defendido. Hablan todos de la singularidad pero la ley que reconozca singularidades no existe. Y tampoco se aplica. 

    - El turismo es uno de los pilares de la economía de La Línea del futuro. Por fin cruceristas que hacen escala en Gibraltar han cruzado la Verja para visitar la ciudad. ¿Cómo lo valora? 

    Es un hito histórico. Es un gran trabajo que nuestra concejal Mercedes Atanet lleva haciendo desde hace años. Es una gran idea, que viene bien a todo el mundo. El crucerista, por norma general, repite. Y se encuentra con que la visita a Gibraltar, con todos los atractivos que tiene, ahora cuenta también con otras posibilidades: venir a La Línea con una gran gastronomía, un bonito paseo marítimo, una nueva plaza de toros, un mercado que va a ser nuevo... Es un reclamo turístico de primer orden. Vamos a tener más grupos de personas que vienen en las próximas semanas y todos estamos contentos. De hecho, debería ser así, que el desarrollo fuera conjunto entre Gbraltar y La Línea. 

    - Hablando de Gibraltar. ¿Tiene la sensación de que habrá acuerdo? 

    Espero que sí. Siempre he sido optimista. Estoy deseando de que se anuncie el acuerdo y que todo siga lo más parecido posible a lo que tenemos ahora. Por desgracia, y mientras no haya una medida que nos libere de esa dependencia que tenemos de Gibraltar, ese territorio es fundamental para La Línea de la Concepción. Si una cosa le va bien a Gibraltar le va bien a nuestra ciudad.  

    -¿Confía entonces en los últimos mensajes del Gobierno de España? 

    Sí, la verdad. A pesar de que hemos contado con demasiados ministros de Exteriores en los últimos años, o al menos más de lo que hubiera sido deseable, creo que se ha estado trabajando a destajo defendiendo la posición de nuestro país. Yo en esas cuestiones, como siempre digo, no entro. Soy el alcalde de un pueblo que es único, por su situación geográfica en toda Europa. Solo quiero sensibilidad ante ello. 

    - ¿Cómo se imagina la noche del 28 de mayo? 

    Ganando las elecciones y además espero que con una mayoría aplastante. La ciudad no se puede permitir que el gobierno municipal vuelva a las manos de los que la llevaron a la ruina.




    Noticias relacionadas con: Política y Elecciones