Miércoles, 23 de Septiembre de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

Verdemar considera que el avance del nuevo PGOU de La Línea 'tiene trampa'

  • "Podemos retroceder a los tiempos del Gil", alerta el grupo ecologista

    Una zona urbanizada cercana a Santa Margarita, en La Línea
    Una zona urbanizada cercana a Santa Margarita, en La Línea
    Noticias

    Verdemar Ecologistas en Acción ha mostrado su preocupación por las consecuencias medioambientales que, supuestamente, plantea el avance del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que el Ayuntamiento de La Línea de la Concepción ha logrado aprobar inicialmente y cuya tramitación, para su aplicación definitiva, se encuentra en marcha con un horizonte de un máximo de dos años.

    Los ecologistas advierten de que la implantación prevista de viviendas en suelos colindantes a la carretera del Higuerón, Santa Margarita y La Alcaidesa, con fines turísticos en el marco del denominado ‘Parque Natural de Levante’, “desconectará la propuesta de ampliación del Parque Natural de Los Alcornocales”. “La urbanización de estos enclaves llevará consigo la desaparición de un número importante de especies protegidas y finiquitará el territorio”, denuncia Verdemar, que considera que “éstas opciones planteadas son incompatibles con la Legislación de montes”.

    En concreto, según los conservacionistas, el PGOU propone usos turísticos de "alta gama" en la zona más alta y urbanizaciones colindantes con la zona ya urbanizada de Venta Melchor y Santa Margarita “a través de Planes Especiales de Interés Turístico en suelo no urbanizable”.

    “El municipio de La Línea de la Concepción ha sido hasta la fecha víctima de un desarrollo urbano indiscriminado y desordenado, en el que la ausencia de la puesta en marcha de una planificación urbanística, con la consiguiente proliferación de viviendas ilegales, la ausencia de una política forestal, la degradación y desaparición de importantes zonas naturales o el vertido incontrolado de residuos urbanos e industriales pueden, de no ponerse freno a estas actuaciones, abocar en repercusiones que se están dejando notar, deteriorando gravemente el medio físico y la calidad de vida de los habitantes de La Línea”, advierte Verdemar.



    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas


     Verdemar también apunta a las consecuencias del PGOU en otra zona de la ciudad, concretamente a la relativa a los aledaños del Parque Princesa Sofía. “Tememos que  la ordenación del Sector del Parque Princesa Sofía con la propuesta de la Ciudad Deportiva, el Centro de Ocio-Recreativo y el Parque del Ferial o el Centro Terciario-Hotelero colindando con la zona aeroportuaria de Gibraltar, daría la puntilla final al Parque Princesa Sofía, convertirlo en unas calles ajardinadas con actividades generadoras residuos sólidos urbanos sin control”.

    “Seguimos optando por la recuperación del frente litoral desde el Istmo hasta el Fuerte Santa Bárbara, desmontando las infraestructuras en la primera línea de playa conectándolo con el Parque Princesa Sofía. Este cambio en el frente litoral desde el Istmo a la Atunara, revitalizaría la zona con una proyección turística y gastronómica con la denominación de origen La Atunara. Estas inversiones deben exigirse al Gobierno central para trasladar las infraestructuras deportivas a otra zona del municipio”, subrayan desde Verdemar.

    Por último, tras otra serie de consideraciones, Verdemar insiste en que La Línea debe optar por criterios urbanísticos que vengan a “reducir significativamente el consumo de suelo, evitar la dispersión, complejizar las áreas urbanizadas o favorecer la vivienda de alquiler”.