Domingo, 17 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    34 años después de la apertura total de la verja, el Brexit genera inquietud

  • Hoy hace 34 años que la Verja se abrió en su totalidad
    Noticias Gibraltar

    Después de 34 años de apertura total de la verja, aniversario que se cumple hoy lunes, la salida británica de la Unión Europea genera inquietud y preocupación por cómo afectará al paso de vehículos, personas y mercancías. Para Manuel Triano, presidente del Grupo Transfronterizo, el cierre de la verja hizo mucho “daño” a la zona, aunque “desde entonces ha llovido mucho y para bien”, pero reconoce que la situación actual es “complicada” por el Brexit.

    El 5 de febrero no es una fecha cualquiera para las relaciones entre Gibraltar y este lado de la verja. Fue ese día de 1984 cuando el paso fronterizo quedaba totalmente abierto para personas, vehículos y mercancías. Una apertura total que dejaba atrás una medida adoptada durante el franquismo, en una España socialista que trataba de adaptarse a la democracia y en la que Felipe González era más que un presidente del Gobierno: era un ídolo de masas.

    En mitad de esa situación política y social que atravesaba nuestro país, un asunto de Estado como Gibraltar recuperaba la normalidad tras décadas. Familias que se dividieron, amores que se esfumaron, personas que emigraron. Aquel 5 de febrero fue una victoria para los que nunca perdieron la esperanza. La Línea respiraba porque su economía y su actividad comercial con el Peñón se restablecía y porque, de una forma u otra, se iniciaba el camino hacia su recuperación.

    Ahora, 34 años después, La Línea vuelve a mirar a la Verja, al Gobierno y al futuro. Lo hace con incertidumbre ante un panorama que nadie podía imaginar aquella fría mañana de 1984, sino hace apenas dos años. El Brexit, sus consecuencias y los futuros acuerdos que alcancen Reino Unido y España, con la supervisión de Bruselas, mantienen en vilo a la ciudad y a aquellos que viven y dependen directamente de Gibraltar.

    Es el caso del Grupo Transfronterizo, el colectivo que precisamente en la actualidad reivindica los intereses comerciales, económicos y laborales de ambos lados de la Verja. Su portavoz en el Campo de Gibraltar, Manuel Triano, ha echado una vista al pasado para condenar aquel cierre que, a su criterio, tanto “daño” hizo a la zona. “Aquel 5 de febrero fue clave en cuanto y en tanto supuso el fin de un despropósito histórico, que supuso que muchas familias se separasen y un verdadero caos económico para esta comarca”, entiende Triano.

    “Lo mejor es que, desde entonces, ha llovido mucho y para bien. Las relaciones de ambos lados de la Verja, con sus altibajos, se ha venido desarrollando con normalidad y con buena vecindad entre ambas comunidades”, afirma el portavoz del Grupo, quien no esconde que la situación actual es “complicada”. “Mirar atrás, en estos momentos, supone poner los ojos en un periodo negro que no se puede volver a repetir porque las consecuencias fueron dramáticas. No podemos pasar por eso de nuevo, por ello los políticos deben poner la vista en ese cierre de la Verja, en lo que supuso y trazar las medidas necesarias para que el Brexit no nos devuelva a ese despropósito”, insistió Triano.