Jueves, 19 de Julio de 2018

Formulario de búsqueda

    A pesar de las promesas

    42 cuidadores perderán sus empleos por los cambios del gobierno de Gibraltar en el Servicio de Salud

  • Manifestación, hace un mes, de trabajadores afectados
    Noticias Gibraltar

    42 trabajadores de la empresa de asistencia Grand Home Care, que venía cumpliendo un contrato del gobierno de Gibraltar, están en riesgo de perder su empleo según ha dado a conocer el sindicato Unite. Esta misma mañana, los 42 empleados se encontraron con que trabajadores de otra empresa estaban atendiendo a los pacientes que ellos venían cuidando.

     

    Como se conoce, el departamento de Salud Pública del gobierno de Gibraltar está procediendo, desde hace tiempo, a la adjudicación de contratos de servicios a una nueva empresa, MedDoc. Esta nueva empresa está contratando nuevos empleados para los puestos que ya estaban anteriormente cubiertos por los trabajadores de las empresas subcontratadas, a pesar de las promesas que habían hecho miembros del gobierno –entre ellos el propio ministro principal Fabian Picardo—respecto a que se respetarían sus contratos.

     

    El contrato de asistencia a los pacientes con demencia en el John Mancintosh, ahora en poder de MedDoc y antes de Grand Home Care, ha dejado en una situación “delicada” a los trabajadores, pero también a los pacientes que requieren de atenciones especiales y están acostumbrados a las caras conocidas, rutinas y procedimientos de sus cuidadores habituales que, ahora, han sido sustituidos.

     

    El gobierno de Gibraltar ha vuelto a asegurar que MedDoc será suave en el proceso de adaptación de las plantillas profesionales y el propio responsable político del departamento de Salud, Neil Costa, dice que tendrá una reunión con el sindicato Unite y representantes de los trabajadores el lunes próximo.

     

    De momento, y a pesar de las promesas del propio Fabian Picardo, entre hoy viernes y el próximo lunes serán sustituidos 42 cuidadores, además de otros 14 que han sido transferidos sin aviso y que también podrían perder sus empleos.