Sábado, 16 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    Antonio Sanz afirma que la línea Algeciras-Bobadilla “es una prioridad para el Gobierno de España”

  • Sanz y Landaluce saludan la llegada de traviesas el pasado mes de junio
    Noticias Gibraltar

    El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, asegura que la modernización de la línea férrea Algeciras-Bobadilla es “una prioridad para el Gobierno de España”, tal y como ha confirmado reiteradamente el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, y tal como demuestra la decisión de ADIF de pedir la inclusión de las subestaciones de Ronda y Marchenilla en la planificación de Red de Transporte de Energía Eléctrica para el período 2015/2020.

    Sanz ha precisado que dicha decisión “fue adoptada la pasada primavera y se ha formalizado, como se hace con cualquier proyecto, tras realizarse el correspondiente estudio interno de necesidades y trabajo de campo”, por lo que no obedece “ni a las presiones, ni a las campañas, ni a los argumentarios de nadie”, en clara referencia a las críticas de los partidos de la oposición, principalmente el PSOE.

    “Este Gobierno ha hecho una apuesta decidida por el desarrollo socioeconómico del Campo de Gibraltar, la Bahía y el Puerto de Algeciras, y con esa finalidad estamos trabajando”, con proyectos “serios, viables y bien planificados”,  y siempre “buscando la optimización de las inversiones públicas y la máxima eficacia en la gestión de los fondos”, ha dicho el delegado.

    A este respecto, ha lamentado que el Gobierno andaluz y el PSOE “insistan en utilizar la mejora de la línea Algeciras-Bobadilla como arma arrojadiza y tema de confrontación con el Gobierno de España”, cuando cabría esperar “lealtad y colaboración” para el desarrollo de un proyecto “en cuya importancia estratégica coincidimos todos”.

    El delegado ha recordado que el compromiso del Gobierno con la línea Algeciras Bobadilla ha sido refrendado recientemente por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, quien avanzó en diciembre en Sevilla que el objetivo es culminar en 2020 las obras de plataforma, que comprenden la implantación del ancho europeo por tercer carril, con una inversión de 350 millones de euros, y acometer posteriormente la electrificación.

    “Después de muchos problemas técnicos y administrativos, estamos imprimiendo un ritmo lo más ágil posible" a la línea, ha dicho Sanz, quien se ha preguntado “por qué los anteriores gobiernos socialistas no dieron en su momento los pasos previos necesarios para avanzar en el proyecto, cuando había bonanza económica”.

    Sanz ha dicho que el Gobierno de España es consciente del el “alto valor estratégico” de dicha línea “para el transporte ferroviario de mercancías en nuestro país”, al estar incluida en los corredores Mediterráneo y Atlántico, definidos en la Red Transeuropea de Transporte, por lo que ha pedido a los ciudadanos del Campo de Gibraltar y a sus representantes “confianza” en las actuaciones que está llevando a cabo el ejecutivo de Mariano Rajoy para relanzar “esta importante vía de comunicación den el Corredor Mediterráneo”.