Lunes, 18 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    Londres quiere mercado único sin libre circulación

    Borrell considera que el plan británico para dividir a los socios de la UE no tendrá éxito

  • Borrell, ministro de Exteriores español
    Noticias Gibraltar

    El ministro español de Asuntos Exteriores, José Borrell, ha advertido que los socios pequeños de la Unión Europea que pudieran ser favorable a la propuesta británica “no ganarán la batalla”. El ministro ha recordado que para Alemania, Francia y España no es viable el acceso británico al mercado comunitario sin libertad de circulación para las personas.

     

    Según una información del periódico británico The Guardian, el ministro español habría advertido que, “si bien muchos estados miembros podrían ver beneficios en un acuerdo sobre mercancías y estar dispuestos, secretamente, a acordar una reforma de la libre circulación de personas, la resistencia de los estados miembros más poderosos sería más fuerte”.

     

    El objetivo del gobierno británico es conseguir un acuerdo comercial con la Unión Europea (UE) pero sin condicionar la libre circulación por su territorio de los ciudadanos comunitarios. Como, hasta la fecha, Bruselas se ha mantenido firme en su postura, Londres ha negociado de forma directa con algunos socios comunitarios que también podrían estar interesados en restringir la libre circulación, algo que ha enfadado a Alemania y Francia y decepcionado a España, según el diario.

     

    Según The Guardian, el gobierno británico esperaba que su plan de mercado único sin libertad de circulación fuera aceptado, “con entusiasmo”, por los países europeos ya que los comunitarios venden más en Reino Unido que al revés, pero ahora parece desconcertado tanto por la postura de firmeza de los “grandes”, Alemania, Francia y España, como por la respuesta de la industria, las últimas de las multinacionales Airbus y BMW, que ya están descontando un Brexit sin acuerdo y anuncian sus traslados.

     

    Borrell, siempre según The Guardian, dijo: "No creo que Francia o Alemania lo acepten. Están muy enfadados con el Reino Unido. Debido a todo este lío, todos los problemas creados, todo este tiempo perdido en las negociaciones. Cuando deberíamos debatir sobre la zona del euro y la inmigración, estamos debatiendo qué hacer con alguien que quiere marcharse. Es realmente una mala asignación de inteligencia, recursos y dinero".

     

    "Brexit no es un problema político, pero es un grano en el culo –continuó el ministro--. Brexit se considera un problema del pasado. Sabemos que se van, es cuestión de cómo. Brexit es sólo una implementación".

     

    "Imposible", una frontera en Irlanda

     

    En cuanto a la frontera irlandesa, Borrell también tiene claro que “es imposible poner la frontera entre las dos Irlandas” porque hay más de 300 puntos de cruce, “¿vas a poner 300 puntos de control?”. Tampoco considera que pueda funcionar “la idea de poner una frontera virtual, con aviones teledirigidos, acciones y ordenadores... no estamos tan avanzados”.